Profeco tiene en la mira a 6 inmobiliarias por colapso de edificios durante 19S

11 diciembre 2017 4:30 pm

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) ha recibido 20 denuncias contra al menos seis inmobiliarias que -en estos últimos cinco años- construyeron complejos habitacionales y los cuales colapsaron o tienen daños estructurales a consecuencia del sismo del 19 de septiembre (19S).

Por ley, estas empresas tienen la obligación de pagar los daños estructurales que presentan a las unidades habitacionales -con menos de un lustro de antigüedad- que sufrieron alguna afectación con el sismo, por lo que el pago puede ser monetario o en especie. De lo contrario, las empresas pueden ser acreedoras a multas millonarias.

Se trata de las empresas Canadá Building Systems, Parque Central Residencias, Dekha Inmobiliaria, Residencial Parque San Antonio, Desarrolladora Vertical Homes, Class Experiencia Inmobiliaria.

A detalle:

Canadá Building Systems es responsable de la construcción de la avenida Emiliano Zapata 56, en la colonia Portales Sur y Calzada de Tlalpan 965, en la colonia Niños Héroes.

Class Experiencia Inmobiliaria debe asumir los daños en el predio de Popocatépetl 508, colonia Xoco, en Benito Juárez. Así como la inmobiliaria Residencial Parque San Antonio, quien construyó el predio de Toltecas 166, colonia Carola en la delegación Álvaro Obregón.

De acuerdo con la Profeco, las empresas denunciadas deben de aceptar una conciliación con las partes afectadas, esto es la devolución del dinero o la sustitución del bien, de lo contrario este organismo tiene atribuciones para imponer multas contra la inmobiliaria hasta por 2.7 millones de pesos por cada queja o denuncia en su contra.

Además de esta suma se agrega una multa determinada por los tribunales judiciales si los afectados recurren a la vía legal y ganan el caso contra la inmobiliaria.

De acuerdo con la Profeco, para hacer válida la garantía los inmuebles no deben de tener más de cinco años, pues así lo establece la Ley Federal del Consumidor, en el artículo 73, en el que se indica que los plazos corren desde la entrega del inmueble a los compradores.

“Todo bien inmueble cuya transacción esté regulada por esta Ley, deberá ofrecerse al consumidor con la garantía correspondiente, la cual no podrá ser inferior a cinco años para cuestiones estructurales y tres años para impermeabilización; para los demás elementos la garantía mínima será de un año.

“Todos los plazos serán contados a partir de la entrega real del bien. En el tiempo en que dure la garantía el proveedor tendrá la obligación de realizar, sin costo alguno para el consumidor, cualquier acto tendiente a la reparación de los defectos o fallas presentados por el bien objeto del contrato”, se lee en la ley.

De acuerdo con María de los Ángeles Jasso, subprocuradora de servicios de la Profeco, aseguró que este organismo podrá interponer una demanda colectiva ante la vía judicial si logra reunir por lo menos a 30 condóminos por edificio afectado.

De acuerdo con la funcionaria este tipo de demandas nunca se han realizado, pues las inmobiliarias no figuraban entre las quejas más recurrentes por los consumidores.

Jasso aseguró que la Profeco realiza peritaje por su cuenta para saber el estado de los inmuebles y así empatar los datos con las quejas recibidas.

“Es muy importante que los consumidores que hagan la compra o venta de inmuebles sepan que tienen ciertos derechos como conocer la documentación del inmueble, saber en regla previo a la compra del inmueble”, dijo Jasso.

La asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (Amis) informó que las reclamaciones de seguros por pérdidas materiales en la ciudad derivadas por los sismos de septiembre, ascienden a 19 mil 473 millones de pesos.

De ellos ya se pagaron 4 mil 296 millones de pesos a las partes afectadas. Sin embargo, se estima que las reclamaciones puedan llegar a los 24 mil millones de pesos.

Comentarios