Por devolver objetos, conductores de Uber llegan a cobrar hasta $500 pesos

10 abril 2018 10:58 am

Una persona sube a un Uber en un dÌa normal para ir al trabajo. Lleva entonces, un maletín con sus pertenencias, las llaves de su casa, un teléfono celular y una cartera. Por desgracia olvida alguna de estas pertenencias en el automóvil donde viajó. . ¿Qué es lo que sucede después de haber concluido el viaje?

Hay varios caminos que se toman por varios choferes y clientes de Uber, pero solo uno es el correcto a seguir mientras que los otros consisten en acuerdos secundarios que se supone no deben ocurrir de manera normal entre el conductor y el cliente. Algunos de estos, aplicados por conductores que laboran en la Ciudad de México durante el 2017, incluyen:

  • Cobro de un segundo viaje, del punto donde se encuentra el Uber en el momento que se le notifica, a la ubicación del cliente que solicita su objeto de vuelta.
  • Negación por parte del conductor a entregar el objeto debido a lo “complicado” del tránsito y una subsecuente postergación de una fecha de entrega del objeto.
  • Cobro en efectivo como recompensa por la devolución del objeto o compensación por los “gastos de transporte”.

Leer más: Uber cobrará por hacer esperar a choferes más de dos minutos

Estas prácticas no son nuevas. Sin embargo, los casos que denuncian este tipo de conductas por parte de los choferes que devuelven lo perdido a los usuarios saltan a la vista, puesto que constan de una práctica que se encuentra fuera de las políticas de la empresa, dentro de la cual se especifica un proceso específico para este tipo de situaciones para proteger tanto a los usuarios como a los prestadores del servicio de cualquier incidente.

Una joven de nombre María, afectada por uno de los anteriores modus operandi, confirmó a EBD:

“Una vez olvidé un sombrero dentro de un Uber. Logré contactar al chofer mediante la aplicación, y después tienes que quedar en un punto medio para recoger tu artículo. Cuando lo recogí, el conductor se negó a dármelo hasta que le pagara $500 pesos como comisión”

Por otra parte, un señor también dio su testimonio con respecto a una situación similar:

“Había olvidado mi cartera y una bolsa dentro de un Uber. Al contactarlo rápidamente, el hombre actuó negligente y de manera despectiva contra mí, llamándome irresponsable y tal. Tardó a lo mucho cinco minutos en volver conmigo y devolverme mis cosas, no sin antes solicitar una ‘propina’ de $300 pesos que tuve que darle para que no me intimidara y me devolviera mis pertenencias”

Leer más: Didi llega a México y se convierte en la amenaza de Uber

Al respecto, El Big Data también habló con uno de los choferes, quien ofreció su testimonio acerca de la situación, demostrando que no se trata únicamente de este tipo de gente, sino de la relación que los choferes mismos construyen con la empresa y posteriormente con los clientes:

“Yo también he sabido de algunos conductores que han podido regresarse hasta donde está el cliente para devolverle sus cosas, incluso sin que lo soliciten”

afirmó Claudio, un chofer asociado a la empresa.

“Aunque en Uber todo se maneja a través de la aplicación, y no se pueden ver más que el nombre de los clientes. Por esto, yo creo que estos compañeros se impacientan y en lugar de darle el tiempo que requiere a través de la aplicación, al llegar con el cliente lo confrontan fuera de la seguridad que ofrece Uber”.

Uber tiene un sistema protegido dentro de la aplicación con el que un usuario puede contactar a un chofer después de haber realizado un viaje con él, a través del sistema de llamadas de la empresa que protege los datos telefónicos de ambas partes. De esta forma, el chofer puede devolver los objetos a su dueño acordando un punto medio. En este caso, la empresa garantiza la seguridad de los datos, pero no la actuación de los choferes socios ni de los clientes.

Leer más: Uber complica el tráfico de las ciudades a donde llega

Si el cliente no contacta al conductor de la manera anteriormente planteada, el chofer tiene la capacidad de reportar el objeto como perdido utilizando un procedimiento también incluido dentro de la aplicación. En este procedimiento, el conductor introduce el nombre del objeto, hace una descripción de él, le toma una fotografía y describe la situación en la que lo encontró o se olvidó. También debe repasar su historial de viajes durante el día para introducir la posible persona a quien se le olvidó. Esto se carga a la base de datos de objetos perdidos de Uber, y después es responsabilidad del chofer llevarlo a la oficina correspondiente para que el cliente contacte a la empresa y le confirmen si su objeto se encuentra en alguna de ellas.

En este segundo caso, la empresa asegura el objeto y los datos de los usuarios, pero depende del usuario realizar todas las recabaciones y solicitudes de información, por lo cual no es visto como la alternativa más fácil ni rápida por los clientes, quienes caen en los modus operandi secundarios descritos anteriormente.

Uber al final es una empresa que ha hecho esfuerzos para distanciarse del proceder tanto de los usuarios de su plataforma y aplicación, como de los mismos llamados “socios” quienes también la ocupan para otorgar el servicio y recibir pagos. El pasado 13 de diciembre, la empresa realizó cambios a sus políticas de uso comentando que la empresa “no se hace responsable ni garantiza fiabilidad, puntualidad, calidad, idoneidad o disponibilidad de cualquiera de los servicios, bienes o servicios secundarios”. También en esta fecha, Uber introdujo un cobro que va de $50 a $80, exclusivo para clientes mexicanos, por la devolución de un objeto perdido a través de la aplicación.

También puede interesarte: 

[VIDEO] Registran balacera en pleno Circuito Interior; hay 2 personas detenidas

Choca por ir a exceso de velocidad en la Roma Sur

Estos son los magistrados que aprobaron la candidatura de ‘El Bronco’

Comentarios