Peleará PRI por transparencia y rendición de cuentas en Constitución

Mariana Moguel, PRI, ALDF, elbigdata, bigdata

4 abril 2016 10:00 am

Obligar a los funcionarios públicos a la rendición de cuentas y la transparencia será la premisa del Partido Revolucionario Institucional (PRI) capitalino de cara a la elaboración de la nueva Constitución de la Ciudad de México.

En entrevista con El Big Data Mx, Mariana Moguel Robles, presidenta del PRI local, asegura que buscará desde el Comité de su partido promover estas dos acciones con un sÓlo objetivo: empoderar a la ciudadanía.

“Hemos estado impulsando mucho en el marco del proceso Constituyente la rendición de cuentas y rendición de cuentas, uno de los ejes es: cómo vamos hacerle para que exista mayor transparencia”, expresó la priísta.

Detalló que a la par trabajan en una ley de la Administración de las Alcaldías y diferentes temas que ayudaran a fortalecer los derechos de los habitantes de la recién nombrada Ciudad de México.

Uno de esos temas, afirma, es el respeto a los sindicatos de los trabajadores, pues muchos de ellos se encuentran en la incertidumbre de qué pasará con sus derechos laborales en el marco de la nueva Carta Magna.

La voz ciudadana

La poca información que se ha brindado, el tiempo e incluso el desinterés son los principales obstáculos a vencer durante el proceso del Constituyente,  admite Mariana Moguel.

Por ello, se fijó la meta de visitar 500 lugares de la ciudad, donde, asegura, recabarán opiniones, dudas y propuestas de los capitalinos y enriquecer así la nueva Constitución de la urbe.

“Yo haré estas reuniones para escuchar todas las voces de los ciudadanos… No hemos desperdiciado ningún espacio posible y sería lamentable que un proceso de estas dimensiones tenga poca participación”, sostuvo.

La también diputada del PRI en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), impulsará temas de su partido, pero también peleará para que se plasmen derechos como el de la participación y derecho a la ciudad.

Ahí la importancia, dice, de un proceso Constituyente limpio, ejemplar y que no sirva de botín  para los partidos políticos, pues la elaboración del nuevo estatuto deber incluyente y sobre todas las cosas.

 

Participa y Comenta