#OjoCandidatos. Milpa Alta, entre el narco y la inseguridad

La delegación se convirtió en un lugar estratégico para el paso de drogas hacia el Estado de México y Morelos.

En Milpa Alta las autoridades iniciaron el mes de marzo con 147 carpetas de investigación, de las cuales 10.9% pertenecen a delitos de alto impacto y 89.1% son de bajo impacto.

Sin embargo, el Observatorio Ciudadano de la Ciudad de México resaltó en su informe Incidencia de los Delitos de Alto Impacto en México 2017 que en la demarcación la tasa de homicidios culposos incrementó más del triple, llegó a un 12.35%.

“Hemos notado el crecimiento de la delincuencia en Milpa Alta y las delegaciones que colindan con nosotros que es Xochimilco y Tláhuac y desde luego que ha crecido el narcomenudeo de una manera impresionante” mencionó en su momento en conferencia de prensa Octavio Rivero, entonces presidente en la CDMX de Movimiento Ciudadano.

Y es que por su ubicación,  Milpa Alta es un lugar estratégico para el paso de drogas hacia el Estado de México y Morelos.

Leer más: Milpa Alta, de tierra comunal a zona de disputa por grupos criminales

Un informe del  Centro Nacional de Planeación, Análisis e Información para el Combate a la Delincuencia (Cenapi), de la Procuraduría General de la República, detalló que en Morelos operan La Familia Michoacana -que llega a Guerrero y el Estado de México-, Los Beltrán Leyva -que se disputan el territorio en Sinaloa, Sonora, Baja California Sur, Guerrero y Aguascalientes-, y el Cártel Jalisco Nueva Generación -que tiene presencia en Jalisco, Colima, Michoacán, Guanajuato, Nayarit, Guerrero y Veracruz.

Foto: Cortesía

 

¿Quiénes llevaron el narco a Milpa Alta?

“Todos son culpables, ni uno es inocente; todos los que he matado yo han sido culpables… rateros, violadores, extorsionadores, secuestradores; toda esa gente yo la he eliminado”, declaró Óscar Osvaldo García Montoya, señalado como el líder del grupo criminal La Mano con Ojos, al momento de su detención, en agosto de 2011.

El entonces procurador, Alfredo Castillo, declaró que el ex cabo de infantería de la Marina conocido también como El Compayito cometió al menos 600 homicidios.

Originario de Guasave, Sinaloa, aprendió a decapitar en el Cártel de los Beltrán Leyva en 2002 en Lázaro Cárdenas, Michoacán, y después decidió instalar su propia organización en 2010.

Te sugerimosEn Milpa Alta las autoridades sólo voltean cuando hay linchamiento

Desde entonces se encargó de reclutar a pandilleros y sicarios para que comercializaran marihuana y cocaína principalmente en Milpa Alta, Xochimilco, Coyoacán e incluso en la zona de Ciudad Universitaria.

Sin embargo, como lo documentó El Big Data, en la zona se gestaban otras dos organizaciones: el Cártel de Tláhuac y el del Oriente.

La cabecilla del Cártel del Oriente, Gastón Montealegre Medina, apodado El Gastón, estableció a su grupo en Milpa Alta, Tláhuac Valle de Chalco. Mientras que Felipe de Jesús Pérez Luna, El Ojos, y ‘alumno’ de Los Beltrán Leyva- extendió a su grupo en Milpa Alta, Xochimilco, Tláhuac e Iztapalapa.

Leer más: ‘El Gastón’, el otro eslabón de la violencia en Tláhuac

Los policías intentaron desmantelar al Cártel de Tláhuac tras abatir a su líder en julio de 2017; sin embargo, en ese momento Milpa Alta ya no era una de las delegaciones más seguras de la capital, ya que los homicidios incrementaron en 150% de 2014 a septiembre de 2016 de acuerdo con la Procuraduría General de Justicia capitalina.

Y mientras los grupos del crimen organizado continuaban “expandiendo” sus territorios, los Gobiernos del Partido de la Revolución Democrática (PRD) y de la alianza del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y el Verde Ecologista (PVEM) no han podido detenerlos.

Los Gobiernos en Milpa Alta

Jorge Alvarado Galicia llegó a gobernar la delegación Milpa Alta en 2015, después de su tercera postulación. Los colonos recordarán al candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y del Verde Ecologista (PVEM) por utilizar durante sus mítines una botarga de El Señor Cara de Papa pintado con los colores del tricolor con el eslogan: “Toy con Jorge”.

Después de dos años de estar al frente de la demarcación, el entonces jefe de Gobierno Miguel Ángel Mancera ordenó sustituir a toda la policía de Milpa Alta debido a sus “malos resultados” a petición de Alvarado Galicia.

Las autoridades también desplegaron a más de 500 agentes quienes recorrieron los 12 pueblos y 29 barrios originarios en donde revisaron a 693 personas, inspeccionaron 165 automóviles particulares, 23 del transporte público y 19 motociclistas.

Leer másRelevan a policía de Milpa Alta por incremento en inseguridad

Alvarado Galicia fue el segundo priista, de cinco gestiones anteriores, en estar al frente de Milpa Alta. De 2003 a 2006 Cuauhtémoc estuvo el militante tricolor Cuauhtémoc Martínez Laguna.

Con Martínez Laguna, la demarcación inició con uno de los niveles más bajos de inseguridad de las 16 delegaciones de la capital. De enero a mayo de 2003 la ciudadanía reportó 365 delitos, equivalentes a un 3% de los reportados en Iztapalapa.

Su sucesor, José Luis Cabrera Padilla, inició con los Gobiernos del partido del sol azteca, de 2006 a  2009. Le siguió Francisco García Flores (2006-2009), y Víctor Hugo Monterola Ríos (2012-2015).

Pero los políticos tomaron poca importancia al problema de la inseguridad y el narcotráfico en una delegación con 139 mil habitantes cuya principal actividad económica es el cultivo y que tienen el mayor índice de pobreza.

TE INTERESA