Nueva Ley de Cultura Cívica endurece sanciones contra sexoservidoras y sus clientes en la CDMX

Una sentencia de 2013 resolvió que sancionar o imponer multas al ejercicio del sexoservicio resulta anticonstitucional, como en la Ley de Cultura Cívica.

La Nueva Ley de Cultura Cívica aprobada por el Congreso de la Ciudad de México incrementó las sanciones para las personas que ejercen el sexoservicio y también en contra de sus clientes, a pesar de que es anticonstitucional.

De acuerdo con el capítulo II del dictamen de ley, ejercer la prostitución o solicitar el servicio conlleva una sanción tipo B, es decir una multa que va de 11 a 40 Unidades de Medida, arresto de 13 a 24 horas o de seis a 12 horas de trabajo comunitario.

Bajo el nuevo esquemas de sanción, una sexoservidora o un sexoservidor podría ser sancionado con una multa que va de 830 a tres mil 019 pesos.

Anteriormente, la Ley de Cultura Cívica establecía multas de hasta 806 pesos o sanciones de arresto de seis a 12 horas.

Aunque el grupo mayoritario de Morena en el Congreso se asume como una fracción que apuesta por políticas de izquierda y de vanguardia, la legislatura local aprobó dicha ley que criminaliza el sexoservicio.

El artículo 27 fracción VII del dictamen de ley establece que el sexoservcio puede ser infraccionado por queja vecinal o por algún funcionario de la alcaldía.

“Invitar a la prostitución o ejercerla, así como solicitar dicho servicio. En todo caso sólo procederá la presentación de la persona probable infractora cuando exista queja vecinal o de la Alcaldía”, se lee en el dictamen de ley.

Sin embargo, dicho artículo fue declarado inconstitucional de acuerdo con la sentencia de amparo 112/2013 del Juzgado Primero de Distrito en Materia Administrativa en el Distrito Federal.

La sentencia, de la que El Big Data tiene copia fue resuelta por Paula María García Villegas Sánchez Cordero, jueza Primero de Distrito en Materia Administrativa en el Distrito Federal.

“La suscrita jueza federal ya precisó que la prostitución ejercida libremente por personas mayores de edad plenamente conscientes, puede considerarse como oficio puesto que radica en el intercambio de una labor sexual por dinero, por lo tanto, no hay razón legal alguna por la que se deba negar la credencial como sexoservidoras.

“El artículo 24, fracción VII, de la Ley de Cultura Cívica del Distrito Federal, no puede servir de base para justificar la fundamentación y motivación del acto reclamado, sí puede servir de base y fundamento legal para expedirles la licencia correspondiente como trabajadoras/es no asalariadas/os los artículos 2, 3 y 9, del Reglamento para los Trabajadores No Asalariados del Distrito Federal”, se lee en la sentencia.

El dictamen fue presentado ante el pleno el jueves pasado por el diputado morenista, Eduardo Santillán, a nombre de las comisiones unidas de Administración y Procuración de Justicia y la de Participación Ciudadana.

La finalidad del dictamen fue reglamentar las fotocívicas en la Ciudad de México, pero también se aumentaron las sanciones contra las personas que ejercen el sexoservicio.

Las fotocívicas entraron en vigor el 22 de abril, pero fue hasta el 9 de abril que el Gobierno envió al Congreso local una iniciativa con Proyecto de Decreto para modificar la Ley de Cultura Cívica de la Ciudad de México para hacer cambios a ley con las sanciones a los automovilistas.

Sexoservidoras preparan amparo

La organización Brigada Callejera de Apoyo a la Mujer Elizabeth Martínez A.C. interpondrá un amparo colectivo contra la nueva Ley de Cultura Cívica que aprobó el Congreso de la Ciudad de México el 16 de mayo pasado.

Dicha organización se encarga de dar apoyo legal y médico; así como de la entrega de anticonceptivos a las y los trabajadores sexuales de la Ciudad de México.

Leer más:  Nueva Ley de Cultura Cívica criminaliza el trabajo sexual: Copred

El artículo 27 fracción VII establece que el sexo servicio puede ser infraccionado por queja vecinal o por algún funcionario de la alcaldía y tendrá una multa que va de 830 a tres mil 019 pesos o arresto de 13 a 24 horas o trabajo de seis a 12 horas en favor de la comunidad.

Para Elvira Madrid Romero, presidenta de la Brigada Callejera de Apoyo a la Mujer Elizabeth Martínez A.C, la bancada de Morena pasó por alto el derecho al trabajo de las sexoservidoras.

«Vamos a hacer reuniones calle por calle y hotel por hotel para preparar el amparo colectivo, las sexoservidoras no nos vamos a salir de las calles y tienen que obedecer el mandato que les dio la juez, la ley no es retroactiva y las calles son de quienes la trabajan», dijo.

Con ella coincidió Jaime Montejo, integrante de la organización, quien aseguró que esta nueva ley es un retroceso a las libertades que se han ganado en la Ciudad de México.

«Estamos hablando de que los verificadores tienen denuncias por violación, acoso, extorsión, maltrato, vulneran el trabajo de las sexoservidoras porque les dan las herramientas para un nuevo método de extorsión», dijo Montejo.

TE INTERESA