¡No más víveres! Hacen falta herramientas en las zonas de emergencia

21 septiembre 2017 1:48 am

Después del terremoto de 7.1 grados richter que sacudió el centro del país y la Ciudad de México (CDMX), las población salió con entusiasmo a ayudar a las víctimas de los derrumbes.

Sin embargo, desde la noche de ayer en muchos sitios advirtieron que no necesitaban comida, sino herramientas como polines, mazos, clavos, seguetas, goggles, martillos, pilas, etcétera.

Pero los capitalinos siguieron llevando comida a los lugares donde creían que se necesitaba.

Leer más: Rescatistas necesitan polines de madera tras terremoto de 7.1 grados Richter

Por ejemplo, en recorridos que hizo el Big Data MX se verificó que en zonas como el edificio que colapsó en Zapata y Petén, colonia Atoyac, delegación Benito Juárez, los rescatistas pedían herramientas para seguir con la remoción de escombros.


En el colegio Enrique Rébsamen, delegación Tlalpan, donde fallecieron 25 personas, 21 niños entre ellos, los topos, paramédicos, voluntarios y militares solicitaban polines para soportar las estructuras que se estaban colapsando.

Durante los trabajos en un edificio derrumbado en la colonia Portales, en las calles Bretaña e Irolo, los rescatistas pedían mazos, clavos y baterías.

En Lindavista, delegación Gustavo A. Madero, lugar en el que se reportó otro inmueble en escombros, rechazaban la comida y pedían que las llevaran a otras zonas.

Te puede interesa

Rescatistas que laboran en derrumbe en calle de Petén solicitan herramientas

“El techo comenzó a caerse y vi cómo una compañera quedó debajo”; los estragos del sismo en la UNAM

 

Comentarios