Milpatenses descontentos con respuesta de SEMARNAT

24 enero 2017 12:47 pm

Tras la movilización que realizaron más de 200 pobladores de Milpa Alta frente a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), funcionarios de la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente (ASEA) los recibieron, sin embargo, no hubo propuestas para la solucionar el cierre de la gasera y distribuir combustible a las familias milpantenses de escasos recursos.

Una comitiva de 8 personas, entre ellas la gerente de la gasera Oztogas, Argelia Zamora, vecinos de la demarcación, y algunos líderes comunitarios como Abel Meza, del grupo sociopolítico “Plan de Ayala”, manifestaron a los funcionarios que los recibieron que “es una necedad cerrarles la gasera a los dueños porque es el único combustible al que puede acceder la gente más pobre de San Pablo Oxtotepec”.

Javier Govea Soria, director general de Supervisión, Inspección y Vigilancia Comercial de ASEA, así como Fernando Xicóntencatl Camacho Álvarez, director general de lo Contencioso, explicaron que la gasera debe cumplir con requisitos que marca la ley y que, sin embargo, dijeron, que hay requisitos que todavía no existen en la normatividad.

El vocero vecinal, Gerardo Moreno explicó que los funcionarios argumentaron que los propietarios de la gasera deben enviar un expediente en el que se documente todos los beneficios de compensación que a través de la instalación de dicha gasera ha llevado a sus comunidades.

Entre los beneficios que deben demostrar la empresa Oztogas están las acciones en bien de la atmósfera, por ser impulsores de la creación de espacios boscosos en terrenos baldíos; el retorno de vida silvestre, el aumento del manto acuífero, entre otros requisitos para revisar si es factible que se vuelva a abrir la gasera.

“Primero no nos dejan cocinar ni calentarnos con leña, porque es ataque ecológico, andar cortando los árboles. Luego ante la necesidad llega la gasera, que nosotros pedimos para darnos la oportunidad de comprar gas de a poquito, como nos va alcanzando, y ahora nos la cierran”, dijo otro líder comunitario en Milpa Alta.

Gerardo Moreno manifestó que no estaba conforme, que es incongruente solicitarles algo que no existe y que, sin embargo, “sí se hacen de la vista gorda en otras violaciones más riesgosas, como la pipa que vacía gas al pie de la carretera”.

“No estamos contentos. Lo que nos piden es pura burocracia. ¿Cómo van a calentar sus cocinas las señoras que no tienen gas desde el viernes y ni para comprar un cilindro de 20 kilos? Es mucha insensibilidad. Nosotros vamos a seguir insistiendo y si no nos resuelven, aquí vamos a asentarnos con 8 mil personas hasta que nos resuelvan. O cerramos una carretera. Pero nos vamos a dejar”, adelantó.

Al final, ASEA no se comprometió en reabrir la gasera y quitar los sellos inmediatamente, como solicitaban los manifestantes, pero dieron un plazo de 3 días para que los dueños presenten documentos que testifiquen que han recibido autorizaciones, permisos o consentimiento de otras autoridades para operar en la zona.

Comentarios