Le abren cajuela en Galerías Coapa y roban su MacBook; empresa evade responsabilidad

Y cuando llegó de hacer sus compras en Galerías Coapa descubrió que su cajuela había sido abierta para robarle ropa, objetos personales y sobre todo su computadora para trabajar

 

Uno deja su vehículo dentro de los estacionamientos de los establecimientos a los que vamos, con el consecuente costo económico que ello implica, porque sabemos que así estará mejor protegido tanto nuestro coche como los valores que hay dentro de él, porque si no existe esta garantía mejor los dejamos estacionados en la calle ¿no?

Pues resulta que una hombre dejó su auto guardado dentro del estacionamiento privado de Galerías Coapa, alcaldía de Tlalpan, para así realizar tranquilamente sus compras en algunas de las tiendas de la plaza. Una vez que sus adquisiciones concluyeron pagó su boleto de estacionamiento y se dirigió a su auto, fue entonces cuando se dio cuenta de que la cerradura de la cajuela había sido violada.

Se llevaron ropa, objetos personales y lo más caro de todo: una computadora portátil Apple MacBook esencial para el desarrollo de su trabajo. No lo podía creer: le abrieron la cajuela en el estacionamiento de Galerías Coapa de la planta baja y en la zona más cercana al Liverpool.

A continuación él pensó en tres cosas lógicas que la tranquilizaron momentáneamente, mismas en la que pensaría cualquier ciudadano que deja su auto estacionado en una plaza, la primera: algún guardia, vigilante del estacionamiento o la plaza debió haber visto a la persona que se la llevó, la segunda: las cámaras debieron haber registrado el hurto y la tercera: seguro la empresa se hará responsable.

Pero su esperanza se esfumó cuando se dio cuenta que ningún humano se dio cuenta del hurto, le negaron ver los videos disponibles y la empresa (entiéndase Galerías Coapa) se niega rotundamente a hacerse responsable de los bienes que hay dentro de los autos de sus clientes.

Denunció el hecho en el Ministerio Público correspondiente a esta zona de Tlalpan, pero en el fondo sabe que las autoridades no investigarán y por tanto no pedirán los videos y por tanto tampoco volverá a ver su ropa y mucho menos su MacBook.

 

No tuvo de otra más que aliviar un poco su pena publicando su caso en la página de Facebook «En Coapa» en donde recomendó con tristeza «no dejan nunca nada en la cajuela». Él como muchos ciudadanos, con impotencia, comenta que tal vez él mismo tuvo la culpa por haber dejado sus cosas dentro de su auto, pero muchos vecinos de Coapa le contestaron que no es culpable, sino la empresa y las autoridades que no garantizan seguridad.

JH

Te puede interesar:

TE INTERESA