Los víveres están, pero nadie los quiere llevar a Xochimilco

24 septiembre 2017 7:09 pm

“Ya no distingues si es pobreza o son afectados por sismo, pero es un hecho que el desabasto que tienen es porque se trozó la carretera”, expresa Beto Cantero habitante de San Juan de Aragón, quien desde el miércoles decidió comenzar a ayudar en la repartición de víveres a los puntos alejados de la Ciudad de México o donde sé lo requieran.

En punto de las 9:00 de la mañana recibió una llamada del señor Mario Álvarez:

“Conseguí víveres en el Zócalo”.  No preguntó más, de inmediato tomó su camioneta H100 y se dirigió al punto señalado.

“La gente desconfía. Fuimos a cuatro centros de acopio y en todos nos dijeron que nos apuntáramos y ellos nos hablaban. En Universidad de plano ni nos tomaron los datos. Es día que los estamos esperando y mejor decidimos ver dónde necesitan y llevarlos nosotros. Pero el problema es que han de pensar que los vamos a robar”, manifestó.

Beto conoció al señor Mario Álvarez en Lindavista, cerca de la calle de Coquimbo. Desde ahí han estado en contacto y se marcan por teléfono para avisar a dónde hay que llevar productos que sean necesarios.

En la Glorieta de la Cibeles, cerca de Avenida Insurgentes, terminan de juntar agua, despensa, ropa y herramientas. “

La gente sigue apoyando, llegan y dejan las cosas. Pero luego aquí empieza el problema. Nadie las quiere llevar.

Te puede interesar:

Éstas son las escuelas que sí regresan a clases este lunes

[GALERIA] En Santa Cruz Acalpixca, Xochimilco, Protección Civil no ha llegado a 4 días del sismo

Guillermo sólo fue a dejar unos papeles a Álvaro Obregón 286, hoy está bajo los escombros

 

Comentarios