La carretera de Milpa Alta que se convirtió en depósito de cadáveres del crimen

Alcalde de Milpa Alta reconoce que se trata de una vialidad solitaria que requiere de vigilancia urgente

 

En febrero de 2018 unos pobladores de Santa Ana Tlaltenco, alcaldía de Milpa Alta, encontraron el cadáver casi desnudo de una mujer de no más de 30 años solo a unos cuantos metros del kilómetro 26+500 de la carretera federal Xochimilco-Oaxtepec.

Los forenses que llegaron a la zona determinaron casi de inmediato que se trataba de Santa Magdalena Salazar García, una teniente de enfermería de la Secretaría de la Defensa Nacional que había sido reportada como desaparecida días antes por sus familiares y los mandos militares, más tarde las ropas y las pruebas de laboratorio, confirmaron sus presentimientos.

Leer: En este pueblo de Milpa Alta, la delincuencia se robas hasta los nopales 

La militar no fue la primera persona asesinada que habían ido a tirar a la Xochimilco-Oaxtepec, ni tampoco sería la última. Por mencionar uno de los casos previos está uno en 2015 cuando el cuerpo de  una chica que había muerto por golpes en el cráneo propinados por su novio, fue abandonado por el asesino en la vialidad antes citada.

El alcalde de Milpa Alta indica, Jorge Octavio Rivero, dijo que el abandono de cadáveres en esta carretera federal es tan delicado que ya solicitó la presencia de la Guardia Nacional para que vigile la vialidad y así esos delitos no se los adjudiquen a su demarcación.

«Van y nos los siembran (los cuerpos) a la carretera federal, como son zonas solas van y los tiran y se inicia la carpeta de investigación en Milpa Alta y después nos crece a nosotros como si en Milpa Alta se hubiera  cometido ese tipo de delitos, nos los achacan», refirió. (JH)

TE INTERESA