Juan Osorio baja el telón de su candidatura por el PT

Por Norberto…

Por Norberto Almaguer

Parecía que lo iban a convencer, pero el productor de televisión Juan Osorio se echó para atrás y se negó a participar en lo que habría sido un «hitazo» de telenovela para la actual temporada del escenario político.

Osorio anunció públicamente su decisión de no aceptar la invitación que le hizo el Partido del Trabajo, para ser su abanderado a diputado local por el distrito 9, con sede en la delegación Cauhtémoc.

De haber aceptado, Osorio seguramente se habría topado en su andar por los «foros» de esa demarcación a la primera actriz María Rojo, quien se perfila como la candidata del PRD para la Jefatura Delegacional en Cuauhtémoc.

Pero el productor de telenovelas declinó la invitación del PT, con el argumento de que la labor de un aspirante a cargo de elección popular requiere de tiempo completo y él no dispone de ello, debido a su trabajo en Televisa.

«Me es necesario trabajar más, pues yo no tengo una trayectoria política que me permita hacer frente a esta propuesta, aunado a que mis compromisos profesionales me impiden dedicarme en totalidad a este proyecto».

Osorio compartió esa reflexión, acompañado de los dirigentes del PT Alberto Anaya, a nivel nacional, y Adolfo Orive, en el DF, quienes se encargaron de explicar el supuesto impedimento legal que tiene el productor de telenovelas para participar en una elección constitucional.

Según ellos, existe una jurisprudencia de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación que «expresamente prohibe» a los productores de televisión y a quienes salgan a cuadro en la pantalla chica, contender por cargos de elección popular.

La citada resolución del Trife, de acuerdo con los mismos líderes petistas, es de 2009, pero se les olvidó un pequeño detalle, que en 2011 se concretó la Reforma Político Electoral federal que, en todo caso, invalidaría tal jurisprudencia.

Y de ser cierta la prohibición, tampoco estaría apuntada María Rojo, quien todo parace indicar será la candidata perredista al gobierno delegacional en Cuauhtémoc, que siempre ha estado en manos de la tribu IDN, de René Bejarano.

Aunque parece que la actriz no fue incorporada a las listas de precandidatos del PRD –no sólo al menos– con la anuencia de Bejarano, sino con la venia de autoridades del Gobierno del DF, que encabeza Miguel Ángel Mancera, e incluso de Gobernación.

Y es que tanto el Gobierno capitalino, como el federal, están conscientes de que en esa demarcación el partido Morena, de Andrés Manuel López Obrador, tiene amplias posibilidades de ganar la contienda del 7 de junio.

De ahí que la postulación de Rojo sea una carta que hayan acordado el Subsecretario de Gobernación, Luis Miranda, con Roberto Campa, de Nueva Alianza, y los perredistas Héctor Serrano y Jesús Zambrano.

Eso, que la actriz tenga prioridad para cubrir la cuota de género que exige la Ley, y que José Luis Muños Soria ya no es tan de agrado de los vecinos de Cuauhtémoc, han hecho que la protagnista Danzón y ex Delegada en Coyoacán, sea la favorita para pelear por esa Jefatura Delegacional.

Y habría sido una auténtica telenovela electoral, de haberle entrado a los sets de esa demarcación Juan Osorio y su fama para producir melodramas, pero al parecer, en ese caso Televisa no tenía el más mínimo interés en apoyar las aspiraciones de su empleado, como sí los de Rojo, para dar pelea a su principal contrincante: el Peje.

TE INTERESA