Hay que discutir gobernabilidad de pueblos originarios: Claudia Sheinbaum

27 diciembre 2017 5:27 pm

La precandidata de Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) a la Jefatura de Gobierno, Claudia Sheinbaum, consideró necesario discutir derechos políticos y autonomía de los pueblos originarios de la Ciudad de México, pues es un tema que ya está en la Constitución local y negarlo sería un error.

Señaló que habrá que determinar qué significa la autonomía; cómo reconocerla; qué significa autonomía en términos presupuestales y de territorio.

“Tenemos que ser una ciudad innovadora en el reconocimiento de nuestros pueblos y tradiciones y de los que significa la gobernabilidad de los pueblos originarios en la Ciudad de México”, dijo.

En la Constitución de la Ciudad de México hay tres artículos que se refieren a los pueblos y barrios originarios, en ellos se reconocen sus derechos en la actualidad. como pobladores originarios y su herencia cultural.

Sheinbaum insistió en que existen varios temas a discutir respecto a la situación real de los pueblos y barrios originarios de las 16 delegaciones de la capital, pues se desconoce el número de estos.

“Hay quien dice que son 88, otros 139, y otros más 146, pero hay muchos pueblos originarios que siguen exigiendo su reconocimiento como pueblo. Pongo el ejemplo de Tlapan, el caso de Huipulco, Santa Ursula Xitla; pero también de Cuautepec en Gustavo A. Madero ”, apuntó.

La precandidata advirtió que la mitad del territorio de la CDMX sigue siendo rural, forestal y zona de lagos; que existe una relación entre núcleos agrarios y pueblos originarios, y entre los asentamientos que han ido creciendo alrededor de estos. Por ello deben de tomarse en cuenta los derechos políticos y derechos sobre los recursos naturales de los pueblos originarios.

“Para poder conservar los recursos de la Ciudad de México, particularmente los del suelo de conservación, bosques, chinampas, se necesita preservar a los pueblos originarios en la actualidad y en el futuro”, destacó.

Añadió que los pueblos y barrios originarios carecen de servicios públicos de calidad, pese a que en estas zonas se recargan los mantos acuíferos de la ciudad.

“Existe carencia de agua potable; no hay drenaje; no hay saneamiento; no hay vivienda digna”, explicó.

Por ello, propuso un rescate histórico y cultural de los pueblos originarios no solamente del Centro Histórico sino de las distintas culturas que hay en la ciudad.

Sheinbaum habló sobre la discriminación que sufren estas comunidades y los inmigrantes de las distintas etnias que vienen de diferentes partes del país en condiciones de precariedad y de falta de reconocimiento de sus derechos y de la justicia.

“Hay que acabar con la discriminación en todos los sentidos, no sólo la cultura, también la homofóbica y hacia la mujer”, puntualizó.

La precandidata concluyó con que las consultas públicas no solamente son una necesidad y una obligación en el caso de los pueblos originarios, sino en todos los casos.

Se refirió al modelo de desarrollo urbano que se han puesto en la ciudad con los megaproyectos, pues denunció que están acabando con la historia de la ciudad y están pasando por encima de los habitantes.

“(Estos) no pueden seguirse desarrollando sin la consulta vinculatoria de los habitantes de la Ciudad de México”, dijo.

Comentarios