Gobierno ha gastado 600 mdp en rescate de Metrobús

el big data mx, big data, Metrobus

6 diciembre 2017 8:18 pm

Durante la presentación de la asociación denominada Fuerza Amplia de Transportistas, Vázquez dijo que los altos costos del diésel, así como los incrementos que ha dejado el alza del dólar frente al peso para el pago de financiamientos o refacciones, tiene en jaque a las empresas operadoras.

“Es necesario que el gobierno acompañe y retome los apoyos como ocurría en otras administraciones para hacer este rescate” que, de acuerdo con el también líder de la Unión de Transportistas Nuevo Milenio, debe incluir a los concesionarios que dejan el modelo del hombre-camión para convertirse en empresas de transporte.

Recordó que todavía en la administración del exj efe de Gobierno, Marcelo Ebrard, los concesionarios recibían bonos de chatarrización hasta por 100 mil pesos, los cuales eran usados como medio para cerrar el pago de enganches en la renovación de sus unidades. Sin embargo, estos apoyos desaparecieron en la actual administración, apuntó.

“La transformación de los concesionarios a los corredores de transporte se hace a ciegas, y eso tienen como consecuencia que en algunos casos las cosas no vayan bien. Pasar de un esquema de hombre-camión a uno de empresa requiere el acompañamiento de las autoridades.

Al respecto, Francisco Carrasco, representante del Bloque de Transportistas y de la Ruta 101, recordó que existe un retas tarifario importante que ha obligado al sector a pauperizar sus servicios para poder ofrecerlos.

Como representante miembro de la Fuerza Amplia de Transportistas, Carrasco dijo que la recuperación de las tarifas es uno de los objetivos del grupo, que conglomera a 52 organizaciones de microbuses, autobuses, corredores viales y de Metrobús, en las que se integran más de seis mil 500 concesionarios.

El líder consideró que una tarifa adecuada para que el sector pudiera operar con estándares de calidad variaría entre ocho y diez pesos; sin embargo, acotó que “una tarifa así representaría un fuerte golpe para la economía de la ciudadanía”.

Recordó que el ajuste de dos pesos que autorizó el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, luego del gasolinazo de enero pasado, fue insuficiente y calificado por los transportistas como una “tarifa política”.

Frente a esto propusieron lograr con un sustento legal una tarifa indexada a la inflación, que pueda ser actualizada en un esquema bianual con base en el acumulado inflacionario cada dos ejercicios fiscales. El grupo consideró que, con este modelo, los usuarios no padecerían incrementos de hasta 40%, como el autorizado este año, y el sector evitaría su pauperización.

La asociación Fuerza Amplia de Transportistas también buscará unir esfuerzos para encontrar soluciones a los problemas que afectan al transporte público concesionado, como la necesidad de crear un plan integral y sustentable de modernización; así como evitar liderazgos irregulares como el del denominado Sindicato Libertad, el cual afecta a rutas que operan en Iztapalapa y Tláhuac.

Comentarios