[FOTOS] Chatarrizan la primera flota de Metrobús que comenzó servicio en 2005 en Insurgentes

Foto: Especial

La empresa operadora CISA informó que a finales de este mes concluirá la chatarrización de 60 autobuses que circulaban en L1 de Metrobús.

A finales de este mes, la empresa Corredor Insurgentes SA (CISA) concluirá con la chatarrización de 60 autobuses que formaron parte de la primera flota operativa de la Línea 1 de Metrobús.

De acuerdo con la empresa operadora del corredor Indios Verdes a El Caminero, en las siguientes semanas enviará a chatarrización ocho unidades con más de un millón y medio de kilómetros que ya cumplieron con su tiempo de uso útil.

Leer más: Vecinos de Xoco bloquearán vialidades en BJ contra ampliación de L3 de Metrobús

CISA informó que como parte del proceso de chatarrización, el 14 de diciembre del año pasado envió cuatro unidades más para su destrucción total y disposición final, en la plata de gestión de residuos ubicada en el Parque Industrial de Cerro Gordo, en Ecatepec, Estado de México.

Foto: Especial

Ciudad de México a 23 de diciembre, 2019.  Con la chatarrización de estos autobuses articulados, la empresa concesionaria de la Línea 1 de Metrobús destacó que avanza en el cumplimiento en su programa de renovación y destrucción de su primera flota operativa.

Estos autobuses forman parte de la primera flota de autobuses articulados que circularon en la Ciudad de México y que comenzaron servicio el 19 de junio de 2005, en avenida Insurgentes, como parte de la Línea 1 de Metrobús.

Foto: Especial

“En CISA nos mantenemos a la vanguardia. Los autobuses nuevos que entran en operación son biarticulados con normas Euro V y Euro VI. Los nuevos automotores cuentan con tecnologías de bajas emisiones y son amigables con el ambiente, más seguros y de mayor capacidad”, destacó el presidente y director general de CISA, Jesús Padilla Zenteno.

La flota chatarrizada había cumplido 14 años de servicio con desgastes importantes en el tren motriz, suspensión y carrocería, explicó el coordinador de Mantenimiento de CISA, Francisco García Olvera.

Foto: Especial

De cada autobús articulado se obtienen 16 toneladas de desechos metálicos, plásticos y líquidos, que son manejados para su disposición final y reciclado por una empresa especializada.

Los autobuses que salieron de circulación tenían capacidad para transportar a 169 pasajeros y fueron sustituidos por unidades biarticuladas con capacidad para 249 personas.

Te puede interesar:

En Año Nuevo acaban a balazos con cámaras del C4: ciudad queda ‘ciega’

Niño de 14 años mata a su vecino que le reclamó por la muerte de su perro

Ejecutan a joven para amenazar de muerte al alcalde de Chalco

TE INTERESA