Filtraciones de agua del drenaje y la superficie están ahogando al Metro

9 septiembre 2017 5:30 pm

Las miles de fracturas que afectan a la red del drenaje superficial de la Ciudad de México ahoga, cada vez que llueve, a la red del Sistema de Transporte Colectivo (STC).

El agua que se filtra en banquetas, paredes, calles, tuberías e incluso casas por falta de mantenimiento, llega a las instalaciones del Metro a través de los escurrimientos.

De tal manera que para solucionar las goteras y escurrimientos en las distintas estaciones primero hay que arreglar las fracturas en la superficie y las fallas del sistema de drenaje, lo cual le toca a las autoridades capitalinas o delegacionales.

En entrevista con El Big Data Mx, el director del STC Metro, Jorge Gaviño, reconoció que la red de infraestructura hidráulica de toda la ciudad, particularmente el drenaje superficial, tiene daños profundos ya que suma 57 años de servicio, de acuerdo con el Sistema de Aguas de la Ciudad de México, sin que haya recibido mantenimiento integral.

Asimismo, indicó que las inundaciones en las calles limita la capacidad de desfogue en la superficie; lo que provoca que las instalaciones del Metro tengan escurrimientos y, en casos de tormentas, inundaciones dentro de las estaciones.

“Esto no se va a resolver en tanto no se resuelva el problema del drenaje. Lo que pasó en Hangares, Pantitlán y Terminal Aérea es que el agua afuera subió un metro 20 centímetros, y nosotros tuvimos un espejo de agua de 25 centímetros. Sacamos el agua, pero se nos regresa”, explicó Jorge Gaviño, director del STC.

Esta casa editorial obtuvo registros gráficos que personal del STC ha levantado en los que se observan fracturas en banquetas y estructuras subterráneas por las que se filtra agua al interior de las estaciones del sistema de transporte público.

Los escurrimientos no sólo afectan las zonas para los usuarios, sino el área de vías, ocasionando retrasos en la circulación de los trenes y confusiones en el sistema de pilotaje automático.

Estos daños no serán resueltos con los recursos que el organismo ha obtenido desde el 13 de diciembre de 2013, cuando el boleto por viaje pasó de 3 a 5 pesos; los cuales se han dirigido al Fideicomiso Maestro del STC; el cual, desde esa fecha suma nueve mil 327 millones, de los que siete mil 534 han sido erogados.

“Yo no tengo presupuesto para arreglar banquetas (…) Cuando quitamos las placas de mármol (de las estaciones) encontramos un hoyo y está 100 metros arriba sobre la banqueta. Todas las paredes se hacen cascada, cuando llueve muy fuerte esta agua llega a las estaciones y entra con gran presión”, apuntó el funcionario.

“Mandamos brigadas y cuando subimos vimos el drenaje y las banquetas. Toda esta agua se mete y va al cajón del Metro. Los respiraderos del Metro cuando se inunda (la superficie) sirven como coladera. En todas las delegaciones están igual, para tapar esto tendría que arreglar los drenajes de todas las casas que están rotos”, agregó.

El STC ha llevado a cabo medidas de mitigación para tapar los escurrimientos con el rellenado de arcilla bentonita; sin embargo, las filtraciones son tantas que el agua encuentra nuevos caminos para volver a escurrir hacia las estaciones.

Puntos rojos

Si bien, los problemas de filtraciones externas se expanden por toda la ciudad, el STC tiene identificadas las líneas que tienen mayor riesgo de quedar anegadas por el agua que escurre a través de una red de fracturas.

Las estaciones que están en esa situación de vulnerabilidad de acuerdo con el STC son: de la Línea 7, Tacuba, San Joaquín y Polanco, en las que el agua puede alcanzar 1.5 metros en la superficie por insuficiencia de drenaje; en Línea B, Río de los Remedios, Impulsora y Nezahualcóyotl, las cuales se ubican en una zona del Valle de México, que cada año registra inundaciones en al menos 17 colonias.

En relación con esta última estación, el director del Metro dijo que, por tratarse de un problema superficial, el Gobierno del Estado de México deberá apoyar para llevar a cabo una solución definitiva.

“Esperamos que también con el tema del nuevo aeropuerto se resuelva”, por los sistemas de drenaje y vasos de regulación que contempla dicho proyecto.

En el caso de la Línea 12, en las que las 11 estaciones ubicadas en el tramo elevado y superficial tienen escurrimientos, los daños tienen que ver con vicios en el proceso constructivo original, ya que las techumbres únicamente fueron sobrepuestas unas con otras y no selladas para evitar el ingreso de agua, tal como lo dio a conocer El Big Data Mx.

Leer más: ¡Oootro error! Fallas en techos de Línea 12 causan goteras; arreglarlas cuesta 16.5 mdp

Para reparar estos desperfectos, el Metro invierte 16.5 millones de pesos adicionales para sellar las estructuras y realizar obras para evitar los escurrimientos; así como arreglar daños en plafones, muros y escaleras.

Te puede interesar:

Sismo de este jueves, el más intenso en la historia de México

Aumenta cifra de muertos por terremoto en México; son al menos 32

[VIDEO] No es el apocalipsis, ¿Qué eran las luces en el cielo tras el sismo de ayer?

Comentarios