ENAH realiza el hallazgo de 15 sitios arqueológicos en Milpa Alta

Foto: INAI

Blanca Paredes, investigadora de la ENAH, encabezó un grupo de trabajo cuya investigación arrojó el hallazgo de 15 sitios arqueológicos en Milpa Alta.

Blanca Paredes, investigadora de la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH), encabezó un grupo de trabajo cuya investigación arrojó el hallazgo de 15 sitios arqueológicos en la alcaldía de Milpa Alta, Ciudad de México.

Entre los trabajos se logró el rescate de una unidad habitacional prehispánica en el sitio de Altepemilpa y recuperaron evidencias arqueológicas en otros espacios que reflejan una continuidad ocupacional en Milpa Alta.

Dicha continuidad ocupacional abarca los periodos Formativo (900 a.C.-150 d.C.), Clásico (150-650 d.C.) y Epiclásico (650-900 d.C.), hasta su apogeo poblacional hacia el Posclásico (900-1521 d.C.).

-Objetos-

También hubo hallazgos de objetos de materiales cerámicos y líticos, hasta la localización de restos de arquitectura doméstica y ceremonial que reflejan una compleja organización del sistema agrícola.

Actualmente, se tienen registrados oficialmente 15 sitios arqueológicos, ubicados principalmente en la zona cerril de Milpa Alta, cuyos nombres fueron determinados de acuerdo a la propia información arqueológica y descripción que de ellos tienen los habitantes.

Te sugerimos: Sheinbaum presenta créditos de hasta 500 mil pesos para chilangos

Estos son: Teoca, de ocupación asociada al Posclásico; Altepemilpan, que comparten Milpa Alta y Xochimilco, presenta materiales del Epiclásico y asentamiento del Posclásico.

Xicomulco, con vestigios del Epiclásico y asentamiento Posclásico; Atocpan, Oztotepec, Cuauhtzin y Teutli-Mexcalco, que tienen evidencias del periodo Posclásico; Teuhtli-Tecómitl, con materiales del Clásico y asentamientos posclásicos.

Asimismo, Tlacotenco-Mamut, un sitio paleontológico donde se registró el hallazgo de un mamut en 2012 por personal del INAH y del Instituto de Investigaciones Antropológicas de la UNAM; Tlacotenco-Cueva y Malacaxtepec, ambos con vestigios del Posclásico; Atezcatlán, con evidencias que van del Epiclásico al Posclásico; Noxcalco, que presenta materiales del Formativo y asentamiento del Posclásico; y Tecpayo y Tecoxpa, con materiales delPosclásico.

“Hemos detectado un sistema agrícola complejo y creemos que hubo una gran cantidad de población produciendo maíz para el autoconsumo y abastecimiento de Tenochtitlan durante el Posclásico”, finalizó la especialista Blanca Paredes.

Te puede interesar:

[VIDEO] Bebé en andadera cae por escaleras eléctricas

[VIDEO] La mujer que quiere manejar las peligrosas pipas de AMLO

[VIDEO] “No te toques la piel”, le gritaban a mujer víctima de la explosión en Tlahuelilpan

DLM

TE INTERESA