Difícil que estudiante de la UNAM recupere oreja que porros le cortaron: cirujanos

Cirujanos coinciden en que es complejo recuperar oreja de estudiante agredido por porros, refieren que hay riesgos de infección y necrosis

La oreja que el estudiante de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM perdió tras ser agredido por porros frente al edificio de Rectoría el pasado lunes 3 de septiembre será difícil de recuperar puesto que requiere de una compleja cirugía, refirieron cirujanos consultados por El Big Data.

Miguel Soto, especialista en cirugía del Hospital Ángeles Las Lomas, refirió que si los médicos que atienden al estudiante Joel Meza quieren salvar dicha extremidad primero deben unir el lóbulo que le arrancaron los porros al resto de la oreja, a fin de evitar una necrosis.

Leer: Radiografía de los porros de la UNAM: conoce su violento origen

Explicó que si esta unión sale bien, después se procedería a una cirugía estética compleja, cuyo costo fluctúa en unos 35 mil pesos.

Esto proceso, aunque pareciera sencillo, en realidad podría resultar bastante complejo por las características en que Joel Meza perdió su trozo de oreja. Y es que existen dos versiones: la primera es que este padazo le fue arrancado por un palazo de uno de los porros y otra versión refiere que la mutilación se la realizaron con una navaja.

En cualquiera de ambos casos el pedazo de oreja (lóbulo) que le quitaron se contaminó al caer en el piso del patio frontal de la Rectoría de la UNAM. Otro punto a tomar en consideración es que se desconoce si el trozo de oreja fue recolectado por los familiares de Joel Meza para posteriormente llevarselo a los médicos que lo están atendiendo en estos momentos.

Las imágenes del lóbulo de la oreja derecha de Joel Meza, se hicieron virales en redes sociales y el Big Data, las dio a conocer en su oportunidad.

Por otra parte el blog del cirujano argentino Eduardo Trusti, especialista en operaciones reconstructivas, afirma que la intervención de oreja es una de las más complicadas por el riesgo de infección.

Expone que para que el paciente pueda recuperar la oreja, no deben pasar las 8 horas del trauma para evitar la muerte del tejido.

Tras 30 días de antibióticos y lavados, la parte afectada sanará y después de podrá proceder a una otoplastia, indican el cirujano.

JH

Más sobre el tema:

Cacería de porros, estudiantes de la UNAM usan Facebook para identificar a porros de CU

TE INTERESA