Desaparecen a PGJ capitalina de Carta Magna de la CDMX

23 enero 2017 2:00 pm

El Congreso Constituyente, quien se encarga de redactar la primera Constitución de la capital del país, aprobó la transformación de la Procuraduría General de Justicia (PGJ-DF) por la Fiscalía General de Justicia, que será autónoma en su gestión.

El organismo se encargará de garantizar la defensa, integridad y supremacía de la Constitución y la integridad del sistema jurídico local y los derechos humanos.

Además, el Tribunal contará con un órgano desconcentrado denominado Centro de Justicia Alternativa que servirá para facilitar la mediación para resolver controversias civiles, mercantiles, familiares, penales cuando se trate de delitos no graves y de justicia para adolescentes.

Leer más: CNDF confía que Constituyente modifique facultades de la Defensoría del Pueblo

Mismo que también mediará en problemas vinculados con el régimen de condominios, vecinales, comunitarios, y de barrios y pueblos.

Sobre el Consejo de la Judicatura, este será un órgano dotado de autonomía, independencia técnica y de gestión.

El artículo 41 establece acciones de inconstitucionalidad, controversias constitucionales y resolver los incumplimientos por parte de los titulares de los poderes públicos, organismos autónomos y las alcaldías, cuando se niegan a cumplir con sus obligaciones constitucionales.

Mientras que el 42 especifica que el Consejo Judicial Ciudadano será una figura totalmente nueva, pero de carácter temporal, ya que su única función será la de designar a los integrantes del Consejo de la Judicatura y para presentar una terna con la cual el Congreso debe elegir al titular de la Fiscalía General de Justicia.

Los constituyentes determinaron que el Tribunal Electoral forme parte de la función judicial de la Ciudad de México, al constituirse como órgano jurisdiccional especializado, con autonomía técnica y de gestión en su funcionamiento e independencia en sus decisiones.

Estará integrado por cinco magistrados designados por el Senado de la República.

También se crea el Tribunal de Conciliación y Arbitraje que dirimirá los conflictos laborales que se presenten entre la ciudad y sus trabajadores, así como los conflictos sindicales internos y los intersindicales.

Comentarios