Denuncian a Rigoberto Salgado ante PGJ por inflar precios de comida

El funcionario está acusado por malversación de fondos, enriquecimiento ilícito y desvío de recursos delegacionales. Actualmente tiene 15 amparos.

El ex delegado en Tláhuac,  Rigoberto Salgado, sumó una denuncia más a su lista, en esta ocasión fue acusado de comprar a sobreprecio alimentos destinados para los 11 Cendis de la demarcación.

El candidato del Frente Ciudadano, Marco Polo Carballo, presentó una denuncia ante la Procuraduría General de Justicia (PGJ) para que se investigue a Salgado y otros funcionarios públicos por malversación de fondos, enriquecimiento ilícito y desvío de recursos delegacionales.

De acuerdo con Carballo el desvío de recursos asciende a cuatro millones de pesos, sin embargo, ahora sólo pudo demostrar el desvío de recursos de 1.6 millones de pesos.

Te sugerimos: Candidato del Frente denuncia desvío de dinero en Cendis de Tláhuac

“Nosotros contamos con contratos que Rigoberto Salgado le dió a sus amigos, son documentos del 2015 y 2017 que juntos suman 2.6 millones de pesos, a compra de los alimentos se pudo resolver con menos de 900 mil pesos por lo que estimamos que desviaron 1.6 millones de pesos”.

Y añadió: “Aún falta por obtener los contratos de los años 2016 y 2018, por eso es que estimamos que el desvío asciende a 4 millones de pesos”.

Esta misma denuncia fue interpuesta ante la Contraloría General de la ciudad a fin de que el gobierno capitalino investigue a los funcionarios de la demarcación.

El Big Data documentó que  el contrato 013/2015 detalla que la proveedora de alimentos Patricia Lizeth Sánchez Vázquez se vio beneficiada con la distribución por un trimestre a la delegación, sin embargo, durante la campaña de Rigoberto Salgado, donó 127 mil por concepto de alimentos y más tarde se vio beneficiada con contratos millonarios superiores a los 33 millones de pesos en Tláhuac.

Mientras tanto, en el  2017 la delegación celebró el contrato de adquisición de productos perecederos y lácteos número 050/2017, con el proveedor Ischeel Jaramillo Cerecero, en el cual se compraron alimentos con un sobreprecio exorbitante.

En el contrato se puede observar como la delegación pago por un  kilo de cebolla blanca 40 pesos a pesar de que su precio en el mercado es de 13 pesos.  Del mismo modo la delegación pagó 242 pesos por un kilo de carne de cerdo molida, cuyo precio real asciende a los 82 pesos.

Asimismo el cereal para bebé fue comprado en 85 pesos mientras que su precio original es de 30 pesos, así como el vinagre de manzana que cuesta 15 pesos, la delegación lo compró en 42 pesos.

Actualmente Salgado busca una curul en el próximo Congreso local, pues cuenta con 15 amparos para no ser detenido por supuestos nexos con el crimen organizado de Tláhuac.

Te puede interesar:

Anaya pide evitar violencia en proceso electoral

Rubio Quiroz abandona al PRD y se une a Morena

TE INTERESA