De la trajinera a la moto; el delegado ‘biker’ de Xochimilco

26 junio 2017 3:49 pm

Daniel Flores

Por:

Adulador de los actos paradójicos de la política mexicana. Reportero de Ciudad que place de encontrar historias de estirpe social. Bajo la premisa siempre de que el periodismo es un estilo de vida y por ende debe ser perfeccionado hasta su máxima capacidad.

La distancia de Xochimilco al centro de la Ciudad de México ya no es un problema de tiempo para el jefe delegacional, Avelino Méndez Rangel, quien opta por usar un transporte de ‘moda’: la motocicleta.

A diferencia de los otros 15 delegados, el morenista se mueve en la demarcación casi siempre en este vehículo; sin un chofer, sin una comitiva, y sólo con un acompañante, que le ayuda a cargar algunos papeles en un folder amarillo.

Pero este lunes el funcionario rompió la rutina: el morenista daba de cuenta −una vez más− sobre la depredación inmobiliaria que padecen decenas de familias de Xochimilco y ante la inminente posibilidad de perder el título de Patrimonio de la Humanidad de continuar esta tendencia.

La cita fue en el edificio alterno de la Asamblea Legislativa (ALDF) y, aunque la hora de la conferencia marcaba a las 11:30 horas, el delegado llegó diez minutos antes del evento.

A bordo de una moto roja con vivos negros, Méndez Rangel llegó antes de lo previsto; estacionó su vehículo a un costado del recinto de Donceles y Allende, ahí donde los reporteros y gente de comunicación de la Asamblea también dejan sus bicicletas.

Como de costumbre, portó una camisa blanca sin mangas, con un chaleco negro bordado con el logotipo de la delegación.

Arribó a la sala de prensa de la ALDF sin los reflectores, como los que están acostumbrados sus correligionarios  Ricardo Monreal, Claudia Sheinbaum, o el presidente de su partido en la ciudad, Martí Batres.

Su puntualidad fue en vano, ya que tuvo que esperar 15 minutos para ingresar a la sala, y 15 más para comenzar su conferencia de prensa, pues el coordinador de Morena, César Cravioto llegó tarde, como no sucede cuando acompaña a Batres.

Con sólo tres diputados a su lado, el jefe delegacional externó su preocupación por la ‘voracidad’ de los desarrolladores inmobiliarios en Xochimilco, pues dio a conocer que enfrenta una ofensiva de 34 mega proyectos, a que pesar de clausurarlos, teme que burlen la ley y reactiven obras.

Fiel al estilo de la casa, Avelino Méndez cuestionó la opacidad de las autoridades capitalinas, al permitir “un desordenado crecimiento urbano” en toda la demarcación.

A través de un par de videos, (como casi siempre lo hace en sus eventos), enlistó uno por uno los desarrollos que se tienen en puerta y que no han podido frenar, pese a las decenas de denuncias vecinales y falta de estudios de impacto ambiental.

Al término de la conferencia, se mantuvo tranquilo y brindó un par de entrevistas más a los medios de comunicación.

Al filo de la 13:00 horas,  Méndez tomó su motocicleta, y  aseguró a esta casa editorial que llega hacer el tiempo récord a la delegación que gobierna 30 minutos de viaje… sin tráfico, porque con tráfico hasta 50 minutos se hace.

Comentarios