Caballito de Tolsá, ¿un reto impuesto y superado por…?

29 junio 2017 10:45 am

Las autoridades del Gobierno de la Ciudad de México celebraron con bombo y platillo la restauración de la estatua ecuestre de Carlos IV y su pedestal ‘El Caballito de Tolsá’, un reto que adquirieron en septiembre 2013, casi un año después de que Miguel Ángel Mancera asumiera su cargo como jefe de Gobierno.

Durante la ceremonia, el mandatario capitalino destacó que la efigie de 214 años “vuelve a dar realce a la historia y al rescate […] de nuestro origen, de lo que somos y de lo que representa esta ciudad desde el punto de vista cultural y de la gran potencia que tiene”.

Las palabras del mandatario local surgen casi cuatro años después de que un equipo -supuestamente contratado por el Fideicomiso Centro Histórico- realizará una “limpieza” con ácido nítrico al monumento de Tolsá.

En ese momento el tratamiento se consideró inadecuado, por lo que especialistas del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) determinaron que la escultura sufrió daños irreversibles.

En esta casa editorial dimos cuenta de lo que ocurrió posteriormente. Tuvieron que pasar más de dos años para que se retomarán los trabajos de restauración. y durante este lapso se señaló a dos principales responsables por la situación: Inti Muñoz Santini, entonces director del Fideicomiso Centro Histórico, y la empresa Marina, Restauración de Monumentos.

Leer más: En la congeladora restauración de “El Caballito”

La compañía restauradora defendió su trayectoria y trabajo. Sin embargo, malas intervenciones hechas por esta empresa comenzaron a surgir y mejor optó por la salida más sencilla, guardar silencio.

Respecto a Inti Muñoz, antes de desaparecer de la escena política porque fue su ‘cabeza’ una de las principales que rodó, expresó en entrevistas que él asumió la responsabilidad que le correspondía y dar la cara por el Gobierno capitalino.

No obstante, siempre sostuvo que no fue una propuesta del Fideicomiso y mucho menos la contratación de la empresa que trabajó sin la autorización del INAH.

Aunque sonaron más nombres como principales responsables, no existe certeza para señalarlos abiertamente.

Leer más: ‘El Caballito’ regresará simbolismo a la ‘Ciudad de los Palacios’: Mancera

Casi cuatro años tuvieron que pasar para que los mexicanos y visitantes pudieran apreciar de nuevo el impresionante monumento que se alza frente al Museo Nacional de Arte (Munal).

Durante su intervención, Mancera Espinosa dejó claro que El Caballito ha quedado con mayor pronóstico de durabilidad por todo lo que se ha implementado y todas las técnicas y avances que tiene hoy la ciencia.

El Gobierno capitalino superó uno de los retos pendientes que, a decir verdad, fue uno que ellos mismos se impusieron.

Comentarios