Brayan Martínez, voluntario en el Rébsamen ahora se debate entre la vida y la muerte

El jueves…

El jueves 21 de septiembre, Brayan Martínez -de 18 años- decidió ayudar en las labores de rescate que se realizaban en el Colegio Enrique Rébsamen, tras el sismo de 7.1 grados que se registró el 19 de septiembre.

A temprana hora salió de su casa en Santo Domingo, Coyoacán, sin avisar a dónde se dirigía. Era su costumbre ayudar y durante esta contingencia no se quedaría de brazos cruzados. Por la noche su familia se enteraba -vía redes sociales- que el joven se debatía entre la vida y la muerte.

Una marquesina de la escuela colapsada cayó en su espalda, “se quebró las dos piernas. La cabeza la tenía muy inflamada. Se le perforó el pulmón. Está muy grave. No me aseguran que vuelva a caminar. Yo le digo que le eche ganas», contó la señora María Elvira, madre del voluntario y quien espera angustiada en el Hospital Villa Coapa.

«Siempre está dispuesto a ayudar y ahora le falló, pero regularmente siempre le resultaba bien. Es muy buena persona. Tiene muchas amistades, lo quieren mucho», contó Jaime, su tío.

«El coma en el que se encontraba era inducido y lo despertaron para ver su reacción, pero fue negativo. Se agita mucho al respirar por sí mismo y lo volvieron a inducir al coma porque esto puede producirle un mal cardiaco», indicó.

Una imagen de él comenzó a circular por redes sociales para que se pudiera localizar a su familia. Ahora, lo único que piden es que despierte y siga adelante con su vida.

Con información de Reforma.

TE INTERESA