Asar carne, fumar, transportarse, cocinar, … todo es parte de la contaminación (más que los incendios)

Los automóviles utilizan 56% de los combustibles en CDMX, son poco eficientes de transportarse porque cada vehículo es ocupado por 1.5 personas en promedio.

La Contingencia Ambiental Extraordinaria se activó el martes 14 de mayo debido a la gran cantidad de partículas menores a 2.5 micras, que rebasaron los 150 puntos.

Según la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema), con datos hasta 2016, en la Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM) existen 21.4 millones de habitantes, que tienen 6 millones de viviendas.

Te sugerimos: Continúa Contingencia Ambiental por partículas PM2.5 y Ozono en Valle de México

Hay, asimismo, un parque vehicular de 5.7 millones de unidades. Además, hay 2 mil 300 industrias reguladas y 3 mil comercios regulados.

Contamina más el transporte

Divididos por sector, quien más energía consume es el transporte, seguido por la industria, los hogares, comercio y el sector agro.

Esto porque, a pesar de que se consume mayor volumen de gas que de gasolina, ésta última es más contaminante, pues representa 43.2% de la energía liberada, mientras que el gas natural y LP sumados, apenas aportan 18.2% del total.

¿Esto cómo impacta el consumo de los hogares? En el sector del transporte se encuentra tanto el de los hogares, como empresarial y el público.

Según los datos de la Sedema, de los 2 millones 322 mil 423 vehículos que hay en la ciudad, 88% pertenecen a los hogares.

Los autos utilizan 56% de combustibles de la CDMX

En general, los automóviles utilizan 56% de los combustibles de CDMX, y son poco eficientes de transportarse, pues cada vehículo es ocupado por 1.5 personas en promedio, por lo que genera 206 gramos de CO2 por kilómetro, contra 5 gramos por persona del metrobús.

En el Inventario de Emisiones de 2016 en CDMX, la emisión de contaminantes por concepto de asados al carbón fue de 140 toneladas al año de partículas de 10 micras y 60 toneladas de partículas contaminantes de 2.5 micras.

Esto es mayor que lo generado por la industria ganadera, pero también que los incendios en estructuras y forestales juntos. También mayor que las quemas agrícolas, y la operación de aeronaves y terminales de autobuses de pasajeros.

Ante lo elevado de las emisiones de los ‘asados al carbón’, sobre todo de partículas PM10 y PM2.5, la administración de Claudia Sheimbaum incluyó en las medidas de la contingencia extraordinaria evitar actividades al aire libre, no cocer alimentos con leña, carbón y gas, no prender velas o incienso y no fumar.

(Con información de Forbes)

Te puede interesar:

Por irregularidades en recursos, Consejo Universitario de la UACM destituye a Abogado General

Prepárate: pronostican temperaturas de hasta 31°C para el Valle de México

Usar ‘cubrebocas azul’ no sirve para combatir mala calidad del aire

LG

TE INTERESA