Anuncios espectaculares: asesinos por naturaleza

La instalación de espectaculares requiere de estudios complejos y un monitoreo constante, pero la gente que coloca estas estructuras en México considera que es innecesario y costoso cumplir con estos requisitos, adviertes especialistas

La instalación de un anuncio espectacular requiere estudios de suelo, de dinámica de vientos, de resistencia de su estructura y por supuesto de un monitoreo las 24 horas del día, lamentablemente ningún propietario de estas estructuras en la Ciudad de México o el resto del país cumple con estos requisitos.

Esto lo señalan tres investigadores de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY) quienes realizaron el estudio “La peligrosidad de las mamparas elevadas (anuncios espectaculares)”, en el que exponen que a este tipo de publicidad exterior se le considera por lo general como algo sencillo cuando la realidad que son armazones demasiado complejos.

Leer: Revelan cifra de espectaculares en CDMX; más de la mitad son piratas

La caída de anuncios espectaculares durante el pasado sismo del 19 de septiembre de 2017 expuso la vulnerabilidad de este tipo de estructuras durante un movimiento telúrico con la caída de algunos que se encontraban en azoteas o el que cayó sobre un camión de carga en Eje Central esquina con Circuito Interior.

Sin embargo el número de anuncios de este tipo que caen al año es de un promedio de 14 unidades, de acuerdo con cálculos de la Fundación por el Rescate y Recuperación del Paisaje Urbano.

Además no podemos olvidar casos de espectaculares en diferentes parte de la República Mexicana que cayeron sobre viviendas u automóviles, como el que ocurrió el 9 de marzo de 2016 en Galerías Metepec, donde el viento venció a un espectacular y dejó un saldo de 5 heridos.

Los académicos de la UADY explican que este fenómeno se debe a cuatro factores principales:

Un total desconocimiento de los constructores sobre los tipos de fallas que generalmente presentan estas estructuras sobre todo ante viento y sismos, también el desconocimiento de las consecuencias de estas fallas, la carencia de mecanismos oficiales de control de construcción y que los realizadores consideran irrelevante el proceso de cálculo estructural por el tiempo y costo que ello implica.

“Aunque a veces se reconoce la necesidad de realizar el proceso de cálculo estructural, no se tiene la preparación técnica adecuada para realizarlo; por su sencillez este tipo de estructuras son menospreciadas en su importancia o en su peligrosidad”, indican los investigadores de la UADY.

En el estudio muestran al menos cuatro fallas de anuncios que cayeron en Mérida como pedestales con tornillos oxidados, tubos rotos durante los movimientos de aire, cimentaciones mal hechas, etcétera.

Peligrosidad de Anuncios Espectaculares by Josué Huerta on Scribd

TE INTERESA