ALDF, de los congresos más caros del mundo

28 junio 2017 11:56 am

La Asamblea Legislativa (ALDF) se posicionó como uno de los Congresos más onerosos a nivel mundial, y también como uno de los más opacos y sin rendición de cuentas y transparencia, de acuerdo a especialistas consultados por esta casa editorial.

De acuerdo con el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) en su informe Legislativo 2017 cada diputado de este órgano legislativo cuesta anualmente 28.8 millones de pesos, el doble de un diputado federal, que percibe 15.3 millones de pesos en el mismo lapso de tiempo.

Incluso, a nivel mundial, el costo por diputado de la ALDF es superior al de los congresos de 97 países, entre ellos, Japón, India, Alemania, Francia, Portugal, Chile y Colombia.

Leer más: Sustenta Asamblea número máximo de diputados: Leonel Luna

Para sacar esta cifra, los investigadores del IMCO obtuvieron el presupuesto anual de cada Congreso local y lo dividieron entre el número de diputados que lo integran.

El estudio dice que en el país hay mil 124 legisladores locales, mientras que los 32 poderes legislativos locales tienen un presupuesto total de 13 mil 551 millones para este año.

Por lo tanto, cada legislador local le cuesta al erario público en promedio 11.1 millones de pesos; aunque Díaz explicó que cada caso es distinto, pues esto depende de la entidad federativa, quien ejerce el presupuesto para su Congreso.

“La ALDF es el Congreso local que tiene el presupuesto por diputado (más alto) con 28.8 millones de pesos, esto es una cifra de casi el doble de la Cámara de Diputados federal”, dijo Diego Díaz, encargado del estudio.

Así, mientras que la Ciudad de México proyectó un presupuesto de mil 903 millones de pesos este año para el recinto de Donceles y Allende, en Puebla el Poder Legislativo tiene recursos por 143 millones, con 41 integrantes.

Por otro lado, de ese presupuesto se destina hasta en 55% en remuneraciones personales, 22% en servicios generales, 3% en bienes muebles e inmuebles, cuatro en materiales y suministros y cerca de 13% en ayudas sociales.

Respecto a salarios, la investigación detalla que en la Ciudad de México hay 28 empleados por cada asambleísta, cuando en Puebla hay sólo tres por cada legislador.

“Uno supondría que con esos recursos la Asamblea Legislativa debería tener el mejor centro de investigación de políticas de transporte, de desarrollo urbano del continente. Si no lo tiene sí me hace presumir que probablemente los recursos no se estén usando de la mejor manera”, refiere.

-Cara y opaca-

Para el politólogo Khemvirg Puente el costo de la Asamblea Legislativa es excesivo y no se justifica con su desempeño.

Esto, detalló, debido a que mantener a los 66 asambleístas de la Ciudad de México equivale a costear 30 veces el gasto que ocupo la extinta Asamblea Constituyente, quien se encargó de aprobar y elaborar la Constitución de la capital del país.

El también coordinador del Centro de Estudios Políticos de la Facultad de Ciencias Políticas de la UNAM, sostuvo que el trabajo de la ALDF ha sido deficiente durante esta VII legislatura, pues se ha visto reflejado en sus sesiones y pocas leyes que se han aprobado durante este periodo.

“Sobran los recursos y, sin embargo, siguen sin sesionar en las Comisiones, siguen llegando tarde y siguen estando ausentes en comisiones y plenarias. No se justifican los cuantiosos recursos que se le destinan al año”, detalló en entrevista.

Por si fuera poco el estudio Legislativo detectó una serie de inconsistencias en la mayoría de los Congresos locales para transparentar los gastos que realizan, por lo que la rendición de cuentas fue casi nula.

Leer más: Asamblea mantiene ‘Concejos a modo’ en Ley Electoral

Los autores del informe enviaron 800 solicitudes de información −25 a cada Congreso−, de las cuales 79% fueron atendidas; sin embargo, en las preguntas de distribución de gasto en 2016 sólo respondió el 46%, y el proyecto de presupuesto de 2017, el 41%.

En otro aspecto, si se suma el monto de los presupuestos de 2017 de los 32 Congresos estatales, se tendría una cifra de 13 mil 551 millones 295 mil 955 pesos, un monto similar al presupuesto total de Baja California Sur, con 13 mil 551 millones de pesos.

No obstante, el presupuesto no garantiza el trabajo de los legisladores, ya que en el estudio se detalla que en cinco Congresos, el número de comisiones es más del doble al promedio que tiene un parlamento nacional, y cada año el número de comisiones aumenta.

Comentarios