ALDF frena a nuevas gasolineras en la CDMX

13 diciembre 2017 9:57 pm

Las nuevas gasolineras que busquen instalarse en la Ciudad de México deberán de contar con un estudio de impacto de movilidad, de lo contrario no podrán operar, informó la Asamblea Legislativa (ALDF), tras aprobar cambios al artículo 54 de la Ley de Movilidad.

A fin de evitar la proliferación de gasolineras que interrumpan la movilidad en la capital, la propuesta presentada por el diputado perredista Raúl Flores, especifica que los proyectos de nuevas gasolineras que tengan como sede la capital, aunque sean establecimientos mercantiles de bajo impacto, estarán obligadas por ley a presentar el estudio de impacto de movilidad antes de su instalación.

Leer más: Piden abrir más gasolinerías; la CDMX dice que no

Flores aseguró que el libre tránsito y la seguridad física de las personas podrían verse en peligro si se avala la construcción masiva de gasolineras.

“La intención de multiplicar el número de gasolineras en la CDMX va en contrasentido de lo que actualmente se promueve como política pública a favor de la movilidad, el medio ambiente, la salud y el desarrollo urbano en la Ciudad, por lo que en razón del impacto en materia de movilidad ocasionado por las estaciones de servicio de venta al público de combustible es necesario condicionar su establecimiento a la presentación del estudio de impacto de movilidad”, dijo Flores.

Además de que el estudio “Análisis de Estaciones de Servicio (gasolineras) ubicadas en el Distrito Federal” elaborado por la PAOT determinó que existen centros de abastecimiento de combustibles suficientes para cumplir con la demanda en al capital.

El artículo 64 del Reglamento de Impacto Ambiental y Riesgo del Distrito Federal (RIAR) establece que la distancia entre gasolineras debe de ser por lo menos de 100 metros y al menos de 400 metros de un terreno donde se desarrollen otras actividades riesgosas.

También deben tener una una distancia mínima de 25 metros entre las máquinas despachadoras y los límites de predios destinados a vivienda (independientemente de su tipo o densidad) y 150 metros respecto a centros de concentración masiva (como hospitales y escuelas).

Te puede interesar:

Las cinco mejores alternativas para reemplazar al musgo

Perros peregrinos guadalupanos, víctimas del desamor humano

Pleito marital termina en asesinato y suicidio en Tlalpan

Comentarios