6 curiosidades de las estaciones de la Línea 2 del Metro


Hay usuarios del Sistema de Transporte Colectivo Metro (STC) que a diario recorren, a veces durante años, el mismo camino para ir ya sea a la escuela y al trabajo, por lo que se aprenden de memoria cada una de las estaciones que tienen que recorrer para llegar hasta su destino.

Durante los trayectos recorremos estaciones de las que conocemos su nombre, pero no su historia o lo que está detrás de cada uno de los logos que presentan como elemento de reconocimiento.

Una de las líneas más importantes, de este sistema de transporte, es la 2, que a diario mueve a miles de pasajeros hacia sus destinos, que inició sus operaciones en 1970 en el tramo Taxqueña- Pino Suárez. Más tarde durante ese mismo año se amplió la cobertura hasta Tacuba.

La Línea 2 del STC, que conecta al norte y al sur de la Ciudad de México en un tiempo de 58 minutos de terminal a terminal, se caracteriza por poseer estaciones en cuyas paradas ha sucedido de todo: hechos históricos, retratar lugares o elementos que ya no existen e incluso hechos de fe.

¿Cuatro Caminos o Toreo?

El nombre oficial de ésta estación, Cuatro Caminos, se debe a que en tiempos prehispánicos, los aztecas, quienes eran expertos en trazar calzadas que llevaran a cuatro zonas diferentes, ubicaron en ese sitio la Nauh Campa, que significa hacia los cuatro rumbos.

Sin embargo los usuarios reconocen a este lugar porque era la ubicación del Toreo, ahora ya demolido, y cuya cúpula es el logo de la estación.

¿Cortés lloró en Popotla o en Tacuba?

Todo mexicano que haya cursado la educación básica ha escuchado esa historia que como ‘pueblo conquistado’, en realidad ahora somos mestizos, nos llena de orgullo debido a la victoria que los aztecas obtuvieron sobre los españoles durante el inicio de la colonia.

El logo que enarbola la estación de la Línea 2, Popotla, remite a esta historia, con una carga de leyenda, en la que se supone que tras perder una batalla Hernán Cortés, el conquistador del México prehispánico, lloró amargamente cobijado a la sombra de un ahuehuete.

Sin embargo, el honor de ser el árbol que cobijó al ‘enemigo’ en su derrota se lo disputa al árbol de Popotla, otro ahuehuete, ubicado en las cercanías de la estación Tacuba, de la misma Línea del STC.

¿Qué pasó con la torre de la Normal?

La Escuela Nacional Normal de Maestros presta su nombre corto a esta estación de la Línea 2 del STC.

El logo de esta parada hace referencia al edificio inaugurado por Porfirio Díaz y remodelado por el arquitecto Mario Pani, cuyo trabajo se mezcló con la pintura de José Clemente Orozco y las esculturas de Luis Ortiz Monasterio. En él hay una torre, una torre que los nacidos a partir de los años ochenta jamás han visto.

Tras un terremoto ocurrido en 1957, donde el Ángel de la Independencia literalmente ‘perdió la cabeza’, la torre y varios pisos del edificio quedaron dañados estructuralmente. Debido a ello en 1972 la estructura que aún se ve en el logo de la estación Normal fue demolida.

¿Hidalgo compitiendo contra el cerro del Tepeyac?

En el terreno de la fe la estación Hidalgo, la décima de norte a sur de la Línea 2, compite contra el símbolo de fe católica más importante de América Latina, es decir, la Basílica de Guadalupe, enclavada en el cerro del Tepeyac.

La supuesta aparición de una imagen de la Virgen de Guadalupe en dicha estación en 1997 movió a cientos de fieles a admirar una silueta que se asemejaba a la ‘Morenita del Tepeyac’, producto de las filtraciones de agua en tiempos de lluvia.

En Hidalgo incluso se estableció un altar en el que la gente depositaba monedas y flores, para la veneración de la aparición. Actualmente ‘la imagen’ se encuentra en el exterior de la estación, cercana a la nueva Línea de Metrobús que corre por Paseo de la Reforma y al Templo de San Hipólito.

¿Cuáles son las ruinas más visitadas de la Ciudad de México?

El logo de la estación Pino Suárez es uno de los que más confunden a niños e incluso a adultos. Una especie de pedestal con una escalera lateral no nos remite exactamente al personaje histórico José María Pino Suárez.

En efecto, el logo nada tiene que ver con quien murió al lado de Francisco I. Madero, sino que representa las ruinas arqueológicas presentes al interior de la estación.

El Monumento a Ehécatl, que recientemente fue restaurado, es una pirámide descubierta durante las excavaciones para la construcción de Pino Suárez. Ehécatl es el dios del viento, con una importancia tal para los aztecas como Tláloc o Quetzalcóatl.

Por su ubicación, éste vestigio prehispánico de la Ciudad de México es el más visitado dejando atrás al Templo Mayor, ubicado junto a una de las salidas de la estación Zócalo, y a Cuicuilco, que se encuentra al sur de la ciudad.

La tragedia tiñe de rojo a la Línea 2

Esta historia, al igual que la de Hidalgo, nada tiene que ver con el logo de la estación, cuya especie de trébol hace referencia a las vías de acceso a la calzada de Tlalpan en este punto en especifico, sino con una tragedia ocurrida hace más de 40 años.

E 20 de octubre de 1975, dos trenes chocaron, alrededor de las 9:40 horas, y las consecuencias fueron fatales, tanto que éste ha sido catalogado por el peor accidente ocurrido en el STC.

El saldo de dicho accidente fue de 31 personas muertas y al menos 70 lesionados. Tras el percance uno de los conductores fue sentenciado a 12 años de prisión por no haber acatado indicaciones, en las que se le pedía detener la marcha del tren debido a que otro convoy estaba estacionado.

Te puede interesar:

¡También para ir al debate! El candidato bombero, Ismael Figueroa, llega en su camioneta de lujo

IECM analizará esta semana quejas contra el candidato bombero Ismael Figueroa

Tunden en debate al candidato bombero, Ismael Figueroa, y guarda silencio

Comentarios