Cae en Tijuana el jefe de sicarios del Cártel de Sinaloa

el big data, el big data mx, el marlon, marco tulio carrillo grande, cartel sinaola, cartel jalisco nueva generación, rivalidad carteles, narco tijuana, narco baja california,

22 marzo 2016 4:57 pm

 

Agentes federales lograron la detención de Marco Tulio Carrillo Grande, El Marlon, señalado como el jefe de sicarios del Cártel de Sinaloa, en Tijuana, Baja California.

El Marlon fue detenido en 2010 por elementos del Ejército; sin embargo, fue liberado por falta de pruebas para consignarlo, según se argumentó en su momento.

Al ejecutar una orden de cateo otorgada por un juez especializado en cateos, arraigos e intervenciones de comunicaciones, se logró la detención de El Marlon, considerado como el jefe de sicarios y principal operador del líder del cártel que opera en Tijuana, Ensenada y Rosarito.

El domicilio donde se llevó a cabo el cateo se encuentra ubicado en la calle Anastasio Bustamante, colonia Ampliación Reforma, en Rosarito, donde se aseguraron dos pistolas con cartuchos útiles, 1.5 kilogramos de metanfetaminas (ice) y mariguana, así como un vehículo pick up, un sedán y tres cuatrimotos todos de reciente modelo.

A través de labores de inteligencia se logró identificar el domicilio particular del Carrillo Grande, a quien se vincula con los delitos de secuestro, delitos contra la salud y delincuencia organizada.

El detenido es señalado como el responsable de coordinar las agresiones del Cártel de Sinaloa en contra del Cártel de Jalisco Nueva Generación y un reducto de los hermanos Arellano Félix, con quienes se disputan la zona de Baja California, lo cual ha provocado violencia en esa región, denunciaron las autoridades.

Asimismo, se tiene información de que coordinó el ataque armado en un palenque de Ensenada, Baja California, el 23 de enero, en el que cuatro personas murieron, entre ellos dos menores de edad y 19 heridos; se presume que el ataque iba contra uno de los líderes de la banda rival con la que se disputan el control de la plaza.

En 1995, el detenido se desempeñó como policía municipal en Tijuana y durante su encargo fue vinculado con delitos de delincuencia organizada y contra la salud; en 2010, personal de la Secretaría de la Defensa Nacional cumplimentó una orden de aprehensión en su contra.

Tras la detención ordenada por el Ministerio Público, fue trasladado a la unidad especializada en Investigación de Delitos en Materia de Secuestro de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada de la PGR, por delito flagrante derivado de la posesión de armas y cartuchos de uso exclusivo del Ejército, así como contra la salud.

Comentarios