Buscan amarrar las manos a gobierno en gasto discrecional

gasto gubernamental, discrecionalidad, aldf, presupuesto publico, estimacion de gasto, subestimacion, el big data,

29 marzo 2016 1:00 pm

Con el objetivo de reducir la unilateralidad y arbitrariedad en el ejercicio del presupuesto de la Ciudad de México, el presidente de la Comisión de Hacienda de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), Andrés Atayde Rubiolo, presentó una iniciativa para reformar el Artículo 47 de la Ley de Presupuesto y Gasto Eficiente con el objetivo de incentivar el diseño de estimaciones más precisas y con menor tendencia a la subestimación.

“Se estipula que el Gobierno de la Ciudad de México no pueda ejercer ni derogar más de un 10 por ciento como error típico máximo de la distribución de ingresos reales de la ciudad, respecto de lo originalmente aprobado en el Decreto de Presupuesto de Egresos para el año en turno”, expuso.

En tribuna, Atayde Rubiolo recordó que durante la VI Legislatura, el Grupo Parlamentario del PAN impulsó una reforma en la que el 30 por ciento del subejercicio se destina a un fondo para enfrentar cualquier desastre o eventualidad no calculada en los gastos anuales.

Sin embargo, dijo, la subestimación es, posiblemente, un mecanismo que permite al gobierno local el dominio de recursos públicos sin etiqueta ni autorización por parte de la ALDF, “en otros términos, es una práctica que permite la administración unilateral y discrecional del presupuesto”.

En este sentido, indicó que en la estimación de los ingresos se admite el cálculo de un error estándar, el cual permite calcular la diferencia promedio entre los ingresos públicos de un ejercicio fiscal a otro. En otros términos, dijo, dicho cálculo precisa un margen de error técnico y empírico de los ingresos del sector público presupuestal del gobierno de la ciudad.

“Es menester que establezcamos topes de gasto a los entes ejecutores, ya que hay entidades como COMISA, cuyo gasto se duplicó en 2014 y para 2015 se le autorizó un monto de 278 millones ejecutando 959.6 millones, más lo que está en el pasivo circulante para impresiones y espectaculares, para darle la Bienvenida al Papa, por ejemplo”, detalló.

El legislador de Acción Nacional sostuvo que un margen de error típico del 10 por ciento entre la estimación y la realidad permitiría hacer frente a situaciones no previsibles sin estar en detrimento de las finanzas de la Ciudad; sin embargo, indicó, un porcentaje de error de estimación mayor a esto resulta atípico y, posiblemente, manipulado o sesgado.

El instrumento legislativo fue turnado a la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública para su análisis y dictamen.

Comentarios