El Reglamento de Tránsito de la Ciudad de México establece que todos los automovilistas deben contar con una póliza vigente para cubrir a daños a terceros en caso de un accidente vial.

De no tenerla, los conductores se harán acreedores a una serie de sanciones además de que el gasto en caso de un percance será mucho más alto.

Cabe mencionar, que en 2011 sólo 27% de los automovilistas capitalinos contaban con esta póliza, por lo que nuestro columnista Ezequiel Palacios, de México Previene, nos habla de este importante tema.

&feature=youtu.be