El domingo 10 de abril de 2022 la ciudadanía mexicana dio una muestra clara de participación responsable al ejercer su derecho a votar en el primer ejercicio de Revocación de Mandato, como herramienta de democracia directa.

Este ejercicio democrático es un mecanismo de gran utilidad para la ciudadanía de aquí en adelante, pues en épocas anteriores vivimos momentos terribles en materia de gobernabilidad. Para muestra un botón, apenas en el sexenio anterior la aprobación del presidente, a la mitad de su sexenio, llegó a ser tan solo del 17% y al mismo tiempo, un 77% de la población manifestaba su desacuerdo con su forma de gobernar. Sin embargo, la ciudadanía mexicana no contaba con la opción legal para solicitar su revocación.

Hoy en México el mecanismo de Revocación de Mandato es una realidad y podrá ejercerlo la ciudadanía si así lo desea a la mitad de un sexenio en tuno, para determinar la conclusión anticipada de la persona titular de la Presidencia de la República, a partir de la pérdida de la confianza

En particular, el domingo 10 de abril de 2022, el proceso contó con una participación de alrededor de 17 millones de personas electoras (cerca del 18%) a nivel nacional, cifra muy importante si consideramos que ésta fue la primera vez que se implementa.

Asimismo, de los 17 millones de votos, poco más de 15 millones (92%) fueron por la opción de que el presidente Andrés Manuel López Obrador siga conduciendo el destino de este país con su proyecto de transformación, tan sólo 1 millón de votantes (6.5%) manifestaron que debería ser revocado y únicamente 275 mil votos (1.5%) quedaron registrados como votos nulos.[1

El primer ejercicio de Revocación de Mandato es un hecho histórico para la democracia mexicana pues mediante este mecanismo se pone en práctica, por un lado, el postulado del artículo 39 de nuestra Carta Magna que a la letra señala que “la soberanía nacional reside esencial y originariamente en el pueblo” y, por otro lado, el principio del movimiento de transformación que señala que “en democracia, el pueblo pone y el pueblo quita”.

En esta ocasión, el pueblo ratificó su apoyo al movimiento de transformación encabezado por quien obtuvo el triunfo en la elección presidencial de 2018, Andrés Manuel López Obrador.

**Diputado de Morena en la II Legislatura del Congreso de la Ciudad de México.

 

Temas: