Dicen por ahí que en la mismísima alcaldía de Tláhuac hay más chanclas y sombreros volando de extremo a extremo que mototaxistas recorriendo la demarcación.

Y es que al más viejo estilo del grupo musical Pimpinela, el alcalde en turno, Raymundo Martínez Vite, y su antecesor, el diputado local Rigoberto Salgado, llevan más de la mitad de este trienio haciéndose la vida de cuadritos.

Nos cuentan Off the Rercord, que para poner un alto a estos pleitos y no desentonar con la caracterización de Pimpinela, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum y la dirigencia estatal de Morena decidieron cantarles la rola de: “Olvídame y pega la vuelta”.

Así que si escuchan en el Zócalo capitalino a alguien cantar: hace dos años y un día que vivo sin ti, hace dos años y un día que no te he vuelto a ver, y aunque no he sido feliz aprendí a vivir sin tu amor…” ya saben para quienes va dedicada.

Cuentan los que saben, que el problema escaló tanto, que la ciudadanía considera que esta administración ¡es peor que la de Angelina Mendez! WTF… y hasta puso en riesgo el triunfo de Morena en esa demarcación para los comicios electorales del 2021.

Por eso, en el War Room de Movimiento Regeneración Nacional ya preparan al tercero en discordia. Un hombre cercano a la jefa de Gobierno y que ya conozca algo de esa demarcación, aunque sea desde la Comisión de la Reconstrucción de la CDMX, o sea, alguien que se llame César y que se apellide Cravioto ¿será?.

imagen-cuerpo

Por lo pronto ya varios han visto a sus colaboradores más cercanos contando los escritorios de la alcaldía y cantando: “por eso vete, olvida mi nombre, mi cara, mi casa y pega la vuelta…

Temas: