Dicen por ahí que "Los caperucitos rojos" de la alianza opositora, pronto dejarán de jugar en el bosque mientras los lobos no están, porque cuando los lobos chilangos aparezcan ¡a todos se comerá!

Y es que tras el reingreso de Miguel Ángel Vásquez Reyes ––uno de los principales operadores del Gobierno mancerista––  al Reclusorio Norte, surgieron nuevos indicios de corrupción en los que una decena de políticos estarían involucrados ¡glup!

Nos cuentan Off The Record, cómo es que la detención de Vásquez, quien ostentó el cargo de subsecretario de Administración y Capital Humano de la Secretaría de Finanzas de la CDMX y es acusado de desfalco por casi mil millones de pesos, comienza a dar frutos a la FGJCDMX.

Resulta que después de su detención en febrero de 2020, el exfuncionario se negó a dar los nombres de los involucrados en este caso.

A punto de ser enviado a un penal federal se acogió al criterio de oportunidad, con el cual obtendría beneficios a cambio de dar nombres y pruebas de quienes participaron en la estafa.

Pero... al no dar más detalles, las autoridades decidieron regresarlo al Reclusorio Norte desde la semana pasada, donde nos aseguran que "ahora sí comenzó a colaborar con la Fiscalía capitalina".

Dicen los que saben, que los detalles del paradero de los casi mil millones de pesos, incluyen a dirigentes de partido, diputados y alcaldes del bloque opositor a la 4T, lo cual ya comenzó a integrarse a la carpeta de investigación.

No le digan a nadie, pero en pleno crecimiento del frente Sí Por México, la carpeta de investigación CI-FSP/B/UI-1C/D/18010/10-2019, podrían hacer rodar varías cabezas si las pruebas aportadas por "Miguel N" son reales.

Las primeras pruebas ofrecidas a la FGJCDMX señalan que entre los beneficiarios de los mil millones de pesos están (en este orden), el ahora diputado local de Movimiento Ciudadano, Royfid Torres con cerca de 2 millones de pesos para él y casi 300 millones para la candidatura a la jefatura de Gobierno.

Así como la recién electa alcaldesa en Tlalpan, Alfa González con 12 millones de pesos; Mauricio Tabe, ex diputado y ahora alcalde de Miguel Hidalgo con 5 millones de pesos y Jorge Gaviño con 6 millones de pesos.

Los dirigentes nacionales del Partido de la Revolución Democrática (PRD) Jesús Zambrano y Jesús Ortega habrían recibido 30 millones de pesos y 15 millones de pesos, respectivamente.

El ex diputado federal y virtual extraditado de Chile, Mauricio Toledo pudo recibir al menos 12.5 millones de pesos y el coordinador de la bancada panista en el Congreso de la CDMX, Christian Von Roehrich habría sido el beneficiario de 10 millones de pesos.

Todos ellos, según el expediente, fue dinero que se utilizó para la campaña electoral del 2018, donde Morena le arrebató el triunfo al PRD en la Ciudad de México y el país al Revolucionario Institucional (PRI) ¿será?

Lo cierto es que las indagatorias apenas comienzan y en la víspera de la elección presidencial y capitalina veremos si los señalamientos prosperan o son acusaciones sin fundamento ¡hagan sus apuestas! Porque si el lobo aparece... ¡a todos se comerá!

Temas: