Una joven reportó un intento de secuestro que sufrió dentro de las instalaciones del Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro, donde el modus operandi es muy parecido al ya conocido como ´Cálmate, mi amor´. 

Los intentos de presuntos delincuentes para ´levantar´ a mujeres haciéndose pasar por sus parejas sentimentales o conocidos, como hace un par de años se había dado a conocer, regresaron, pero aparentemente con una nueva estrategia.


Te sugerimos: También se cuida a criminales, "porque son seres humanos": AMLO


El pasado martes le sucedió a una chica que utiliza la Línea B del Metro de CDMX, donde un hombre con ayuda de una adulta mayor trataron de secuestrarla dentro de las instalaciones.

"Hoy por la mañana me quisieron sacar del metro Ecatepec", comentó.

De acuerdo con su denuncia, el ataque ocurrió por la mañana y debido a que era 10 de mayo no habían policías en la zona, lo cual probablemente ayudaría en el plan de los maleantes para lograr su objetivo. 

En este nuevo método, una abuelita fue quien trató de distraer a la chica, mientras el sujeto la abordaba para tomarla de sorpresa, sin que ella pudiera resistirse.

"Llega una señora como de unos 60 años y me dice que si no sabia donde estaba un banco Inbursa", detalló.


Te sugerimos: [VIDEO] "¡La mató!" Trabajador de CFE APUÑALA con desarmador a perrita ciega "porque le ladró"


Posteriormente, la joven narra que por atender la situación de la adulta se descuido y de pronto ya tenía a un hombre abrazándola y sujetándola del cuello -como tratando de someterla- mientras le decía en voz alta: "Mi amor, ya te estaba esperando para irnos, ya nos están esperando afuera, vámonos" , agregó.

No obstante, la víctima se defendió e impidió que el sujeto y la señora la ´levantaran´, a pesar de que ninguno de las personas presentes la auxilió pues explicó que por la forma en que el atacante le habló, daba a entender que era una pelea de pareja. 

La chica resultó con algunos moretones y rasguños en su cuello por la forma en que trataron de someterla. Sin embargo, logró llegar a otra estación donde pidió ayuda de los policías, quienes le comentaron que no se podía hacer nada ya que no le vió el rostro.

Además le advirtieron que tuviera cuidado, pues aparentemente los criminales aprovechan que en los días festivos no hay mucha vigilancia para poder hacer ese tipo de cosas.


imagen-cuerpo

GLE

Temas: