El presidente de Rusia, Vladimir Putin, afirmó en una sesión plenaria del Club de Debate Internacional Valdai en Sochi, que es “monstruoso” que a los niños occidentales se les enseñe que pueden cambiar de género.

“Es un momento simplemente monstruoso cuando los niños son empujados a creer desde el principio que un niño puede convertirse fácilmente en una niña, y viceversa. Se les empuja a creer que tienen una opción impuesta. Y un niño se ve obligado a tomar una decisión que puede arruinar su vida”, señaló el mandatario ruso.

También manifestó su descontento debido a que no se consulta a los psicólogos infantiles sobre si los niños de cierta edad son capaces de decidir si quieren cambiar de género.

imagen-cuerpo

“Llamemos a las cosas por su nombre: esto está cerca de un crimen contra la humanidad disfrazado con el nombre y bajo la bandera del progreso”, mencionó Putin.

En julio de 2020, Vladimir Putin rechazó las uniones en personas del mismo sexo en Rusia y puso fin a cualquier legislación sobre el tema, además de que prohibió la adopción homoparental y estableció la “fe en Dios” como el valor que regirá aquel país.

En Rusia los matrimonios entre personas del mismo sexo están prohibidos, al igual que la “propaganda gay”.

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos lleva mucho tiempo dictaminando que la negativa de un Gobierno a modificar el certificado de nacimiento de una persona que se ha sometido a una reasignación de sexo viola sus derechos a la intimidad y a la autonomía personal.

Temas: