La mañana de este jueves, el servicio de la Línea B se vio interrumpido en el tramo de Romero Rubio a Buenavista debido a “problemas técnicos”.

Los usuarios tuvieron que ser evacuados debido a que el tren sufrió daños y ya no pudo avanzar. Los usuarios lucían desconcertados debido a que la escena y los ruidos les dio la sensación que había chocado "con algo".


Una vez restablecido el servicio, el director del STC Metro, Guillermo Calderon, descartó explosiones, descarrilamiento o personas lesionadas.

Sin embargo, los trabajadores aseguran que sí se descarriló en el túnel de la estación Morelos.

Los reportes recabados por el Big Data señalan que el convoy sufrió daños al salirse de las vías y pegó con el muro, lo que lo regresó a las vías.

Debido a eso, el tren le pegó a una caja de cables lo que generó la sensación de explosión en los usuarios, incluso en tren presenta daños físico derivado de este golpe.

 

imagen-cuerpo

imagen-cuerpo

De hecho, algunos testimonios de los usuarios señalan que de pronto el tren aceleró y luego se escuchó un golpe, y un movimiento abrupto.

“Venía dentro del vagón, no sé quién iba manejando, pero deberían hacerle una prueba de alcohol o drogas, de repente aceleró demasiado y eso causó el accidente. Diario tomo esta línea y esa curva nunca la agarran a esa velocidad”, expresó una usuaria.

Los trabajadores entrevistados por esta casa editorial señalan que el incidente puede ser por falta de mantenimiento del tren, es decir, un error técnico, o falta de pericia del conductor.

Asimismo, otros trabajadores indican que las charolas de cableado, ubicadas en el túnel, se desprendieron de su sujeción, por lo que el tren golpeó con ellas. El movimiento de las charolas, pudo generarse por varios factores, entre ellos, los sismos de estos días.



Temas: