Seis estudiantes murieron y 28 necesitaron asistencia médica, 19 por herida de bala, como resultado de un tiroteo que se registró este lunes en uno de los edificios de la Universidad Estatal de Perm en Rusia.

El joven atacante, identificado como alumno de esa escuela, entró en uno de los edificios de la facultad y comenzó a disparar con un arma de fuego. Las autoridades lograron detenerlo y se encontró que también portaba un cuchillo.

El asesino, de 18 años de edad, había comprado un arma de caza en mayo. Poco antes del ataque publicó una foto en sus redes sociales, posando con un rifle, casco y municiones.

"He pensado en esto durante mucho tiempo, han pasado años y me he dado cuenta de que había llegado el momento de hacer lo que soñaba", advirtió en el posteo.


En ese mensaje, que borró posteriormente, indicó que sus acciones no tenían nada que ver con la política o la religión, sino que estaban motivadas por el odio.

Cuando empezó el tiroteo varios estudiantes se refugiaron en las aulas de la universidad, mientras que otros saltaron por las ventanas del primer piso, según se desprende de las imágenes tomadas desde el lugar de los hechos. En otro vídeo, grabado desde una ventana, se puede ver al atacante vestido de negro mientras abre fuego y se dirige hacia la entrada de la facultad.

Según la investigación, el autor del crimen resultó herido durante la detención al ofrecer resistencia. Konstantin Kalinin, oficial de la patrulla de carreteras cuyo grupo fue el primero en llegar a la escena mientras se producía el tiroteo, logró desarmar al atacante y luego administrarle los primeros auxilios. El joven, de 18 años, recibió una herida de bala en el pecho y el muslo durante el arresto. Fue trasladado al hospital en estado grave y conectado a un respirador.

Temas: