Encapuchados, presuntamente estudiantes de la normal de Ayotzinapa, atacaron y vandalizaron la sede la Fiscalía General de la República (FGR) ubicada sobre la Glorieta de Insurgentes, y lesionaron a policías que resguardaban el inmueble.

Luego de que padres y madres de los 43 estudiantes desaparecidos en 2014 realizaron una manifestación afuera de la dependencia federal, los jóvenes encapuchados decidieron lanzar piedras, cohetes y bombas molotov a la fachada.

Explicaron que la medida fue para exigir justicia por los jóvenes normalistas, así como una explicación del porqué no han sido detenidos militares y funcionarios de alto nivel relacionados con el caso.


Debido al embate de los encapuchados, una decena de policías de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC-CDMX) resultaron lesionados, por lo que fue necesaria la presencia de equipos médicos, para su traslado a hospitales cercanos.

Los encapuchados también hicieron pintas en uno de los costados del inmueble, donde plasmaron: “+43”, “ni perdón ni olvido”, “Ayotzinapa vive”, “Fue el Estado”.

En el lugar quedó un artefacto que no detonó cuando fue lanzado, por lo que los elementos policiacos ya resguardaron la zona para evitar accidentes e intentar desactivarlo.

- Ataque con cohetes y bombas molotov




- Policías heridos


- Retiran artefactos explosivos



Temas: