La plaza del Zócalo capitalino  de la Ciudad de México vuelve a ser sede de los eventos masivos con la instalación de la Verbena Navideña, que cuenta con diversas actividades y eventos para los asistentes, pero ante la llegada de la variante Ómicron, los ciudadanos vuelven a estar en condición vulnerable.

El 21 de diciembre, la Organización Mundial de la Salud (OMS), recomendó la cancelación de eventos para evitar el riesgo de contagio, durante el periodo de vacaciones en muchos países, con la presencia de la nueva variante. Pese a esta sugerencia, algunos eventos como la Verbena Navideña continúan en pie en la capital del país.

Hasta el momento en México se han detectado 23 casos de esta cepa, con 16 casos en la ciudad;  la cual está reglamentada por un semáforo verde, que permite que la operación de actividades económicas y sociales se lleven a cabo de manera habitual. Pero, qué opinan los capitalinos sobre la realización de este tipo de eventos o los posibles riesgos ante el acompañamiento de una nueva cepa.

“A la vez está bien para que la gente que estuvo un poco encerrada se despeje un poco del encierro. Pero a la vez no está muy bien porque todavía estamos un poco expuestos a la enfermedad. Es bueno salir pero con precaución. Sí, tengo miedo porque a la enfermedad no la conozco muy bien, al cien por ciento, a diferencia del Covid-19”.

“En lo personal es riesgoso porque ya sabemos que la variante está aquí en la ciudad, pero es como jugarle un poco a nuestra salud, al cuidado. Yo sé que ya tenemos muchas ganas de salir, de estar en contacto con la gente y disfrutar porque también es arriesgado que el encierro provoca algunos padecimientos psicológicos y hasta psiquiátricos. Al final yo estoy entre esas dos partes, el querer estar en contacto y cuidándonos”.

Como parte de las medidas sanitarias habituales, los visitantes a esta verbena portan las medidas sanitarias. Sin embargo, algunos visitantes consideraron que estas se han relajado.

“Yo las veo más relajadas, en algunos algunos lados la gente ya ni usa el cubrebocas en el transporte y ya no se exige. Creo que las están relajando y ahí nos falta más precaución”, señaló el señor Francisco, visitante de la Verbena.

La Ómicron es considerada de alto riesgo debido a que, con evidencia presentada por el Grupo Consultivo Técnico, esta cuenta con varias mutaciones que podrían afectar a las características del virus, lo que representa que se propague con mayor rapidez y provoque efectos más graves. Sus principales síntomas son dolor de cabeza, molestia de garganta, dolor muscular, tos seca (en algunos casos), taquicardia, fiebre (en algunos casos), no hay pérdida de gusto u olfato, ni dificultades para respirar.

En conferencia de prensa la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, señaló que no habrá suspensiones de actividades, al no percibir algún indicador que alerte sobre el aumento de casos. Sin embargo, reiteró que el Gobierno atiende la evolución de la pandemia, que en caso de observar un aumento de casos u hospitalizaciones se darán las indicaciones correspondientes.

Finalmente señaló que continúan trabajando en la campaña de vacunación, que por el momento se encuentra en la dosis de refuerzo para adultos mayores de 60 años, mismo que seguirá avanzando para llegar a otros grupos etarios.

Temas: