El UAV-MX1 tiene la capacidad de captar imágenes de gran calidad incluso cuando se encuentra a 1200 metros de altura, suficiente para que ninguna persona se dé cuenta que está siendo vigilada.

Además tiene la capacidad de llegar a 100 kilómetros a la redonda desde el punto donde está siendo manejado, con la posibilidad de llegar aún más lejos si es que se añade una repetidora de señal. Tiene una velocidad hasta de 120 kilómetros por hora.

Este drone adquirido por el Gobierno de Nuevo León, fue diseñado e inventado por la empresa mexicana Unmanned Systems Technology International (USTY). De acuerdo con el secretario de Seguridad, Aldo Fasci, la unidad tendrá la misión de detectar objetivos criminales sin que éstos tengan la oportunidad de derribar al drone.


 "Tiene instalados diversos equipos de inteligencia con la idea de ubicar e interceptar objetivos, es prácticamente indestructible y es sumamente difícil poderla abatir", dijo Fasci.

De acuerdo con el creador del UAV-MX1, Jorge Llamas, el dispositivo está echo a base de fibra de carbón de grado aeroespacial y ha demostrado su eficiencia en vigilancia de ductor petroleros, en la industria agropecuaria, eléctrica, ferroviaria, de telecomunicaciones y militar, al contar con cámara de visión nocturna.  (JH)


Temas: