Sin violencia ni amagos, sin armas ni sobresaltos, un hombre logró robar varios anillos de una joyería ubicada en el Centro Histórico de Puebla.

Bastaron los momentos de distracción de la vendedora para que el sujeto se llevara las joyas las cuales introdujo en su boca para esconderlas.


Te sugerimos: Retienen y desarman a agentes del INM y GN en Chiapas


El robo fue captado en las cámaras de seguridad del negocio, donde se aprecia al ladrón quien finge ser cliente. La mujer detrás del mostrador sacó varias piezas para mostrarlas.

En un instante ella se voltea y el delincuente aprovecha para bajarse el cubrebocas y tragarse un anillo, acción que repitió en al menos una segunda ocasión.


Te sugerimos: Vacunarán contra Covid-19 a 10 menores en Puebla; juez les otorga amparo


La mujer se percató de las piezas faltantes, por lo que llamó al guardia de seguridad quién revisó al ladrón, pero no le encontró nada.

Hasta el momento no se ha revelado el monto de las joyas robadas.

ARM

Temas:

Contenido patrocinado