El fabricante de bolsas de plástico recicladas, Sergio Álvarez, considera que la modificación a la Ley de Residuos Sólidos que a partir del 1 de enero prohibirá en la Ciudad de México la comercialización, distribución y entrega de bolsas de plástico, excepto las compostables, es injusta con la industria del reciclaje.


Y es que la prohibición, argumenta, afecta un proceso de producción en el que intervienen recolectores, así como los trabajadores de las bolsas de plástico.


Tan sólo su fábrica Plásticos Alexis, que se constituyó desde hace 25 años, recibe diariamente de 3 a 4  toneladas diarias de plástico que después entran a un proceso de transformación que al mes recicla 120 toneladas de bolsas de plástico, las cuales, argumenta, pueden ser utilizadas cientos de veces. Un negocio que le genera alrededor de 700 mil pesos.




“En mi caso yo recibo diario a 100 personas en condición de calle que ya no tendrá caso que recojan plástico si los productos que hacemos ya no se podrán vender”, expone.



El que se haya contemplado en la Ley sólo a las bolsas compostables pone en riesgo, expone Sergio Álvarez, el trabajo de 35 personas que diariamente trabajan en su fábrica. Por ello, junto a otros 320 productores de bolsas de plástico constituyó la asociación Ruboplas (Recicladores Unidos de Bolsas Plásticas).




[caption id="attachment_370262" align="aligncenter" width="768"] FOTO:JOSÉ LUIS VILLA[/caption]

La industria es grande. Tan sólo 50 de los asociados a Ruboplas, refiere, reciclan 2 mil 650 toneladas de bolsas de plástico al mes y generan 690 empleos directos. Pero especifica que con la modificación a la Ley de Residuos Sólidos están en riesgo cerca de 59 mil empleos que genera la industria plástica.


Sin embargo, para el señor Álvarez la batalla no está perdida. La asociación que representa mantiene contacto con la Secretaría de Medio Ambiente (Sedema) para la elaboración de la Norma Ambiental para la producción y consumo sustentable de los productos plásticos biodegradables y de los compostables, medida que se estableció en la reforma a la Ley de Residuos Sólidos.




“Yo creo que si las autoridades nos están quitando algo nos tienen que proveer de algo más porque no es justo que la gente se quede sin empleo cuando ya tenemos montada una industria para darle solución a los plásticos. No es cierto que no se recicle”, expone.



Pero de no incluirlos en la norma, el productor Sergio Álvarez, representante de Ruboplas, interpondrán un amparo en contra de la Ley de Residuos Sólidos de la Ciudad de México.




[caption id="attachment_370261" align="aligncenter" width="768"] FOTO:JOSÉ LUIS VILLA[/caption]

De acuerdo con dicha ley, la multa por comercializar, distribuir y entregar bolsas de plástico que no sean compostables derivará en una multa de 42 mil a 168 mil 980 mil pesos.




“Ahorita -explica en entrevista Sergio Álvarez- no se puede multar porque no hay reglamento. No considero como un hecho el que desde el 1 de enero comiencen las sanciones contra nosotros. Los que sí se comprometieron son las tienda de autoservicio”, puntualizó.



Bolsas compostables, falsa salida


El fabricante Sergio Álvarez señala que el haber establecido a las bolsas compostables como las únicas que pueden comercializarse sólo beneficiará a “unos cuantos importadores de bolsas verdes”. Y es que argumenta, éstas no se fabrican en México.


Mientras que el fabricante Jesús Castañeda, de Grupo Castor, quien también elabora bolsas de plásticos reciclables, expone en entrevista que en su caso están en riesgo 12 trabajadores que producen semanalmente 10 toneladas en su fábrica ubicada en Ecatepec.




“Sabemos que contaminamos, pero queremos ser parte de la solución. En Ecatepec hay una escasez de empleo y la mayoría de los plastiqueros estamos en Ecatepec. Ahora sin trabajo qué va a hacer esa gente, va a seguir delinquiendo porque no hay fuentes de trabajo”, expuso.



Castañeda señala que tampoco existe un plan para determinar qué se hará con la producción de bolsas recicladas que a partir del miércoles 1 de enero estarán prohibidas en la Ciudad de México y advierte, muchas sólo serán enviadas al relleno sanitario.


“Dónde tendrán capacidad de almacenar tanto plástico. Porque la gente que se dedica a otros procesos del plástico no les sirve el material que usamos para las bolsas recicladas. En lugar de ser una solución sería más grande la problemática”, señala.



Te puede interesar:


Asaltan a pareja que pretendía vender su carro mediante la página Segunda Mano

‘Rayado’ en el pavimento provoca muerte a motociclista

Ofrecen hasta mil pesos por denunciar a quien tire basura en la calle

Temas: