De nueva cuenta la policía de Neza pone en alto el nombre de este municipio del Estado de México. Resulta que un individuo de esta corporación se dio tremendo 'quemón' al ser sorprendido robándose una estopa y un Resistol 5000 de un Walmart. 

Tal parece que desde hacía varios minutos los guardias de seguridad del establecimiento ya habían cachado, a través de las cámaras, al policía municipal, embolsándose ambos productos. Sin embargo esperaron a que éste saliera por las cajas para poder confirmar que efectivamente trataba de robárselo. 

Al detenerlo le pidieron al policía de Neza que vaciara sus bolsillos, se quitara el cubrebocas y después se diera la vuelta para verificar que no se hubiera robado algo más. 

El elemento policiaco no pudo ocultar su caro de vergüenza, hasta el momento la corporación no se ha pronunciado sobre el delito cometido por uno de sus elementos. 


JH

Temas: