Una pareja denunció a policías de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México (SSC-CDMX) por golpearlos y amedrentarlos con sus armas, durante un paseo por el Parque Nacional de Fuentes Brotantes, ubicado en la alcaldía Tlalpan

Las víctimas identificadas como Wendy y Manuel fueron agredidos físicamente por al menos cinco agentes, aparentemente sin ningún motivo, el 26 de agosto en el jardín localizado entre avenida de las Fuentes y avenida Insurgentes Sur. 


Te sugerimos: Acusan al padre de Jenny y Lupillo Rivera de acoso sexual contra exempleada de estudio de grabación


De acuerdo con las declaraciones, los afectados se encontraban platicando en alguna zona del lugar, cuando de pronto llegó un par de oficiales indicándoles que les harían una revisión. Sin embargo, ella señaló que no portaba ningún tipo de bolsa o mochila para que llevaran a cabo dicha acción. 

“De repente llegó un policía a querer esculcar”.


Posteriormente, la jovencita de 17 años explicó que tras cuestionar al uniformado de la razón por la que los quería inspeccionar, este molesto les advirtió que si no se estaban quietos les dispararía. 

“Sacó una pistola de su bolsa y dijo que si no nos estábamos quietos nos iba a disparar, mi novio le dijo que pues le disparara, no nos dejamos y nos empezaron a pegar con piedras”, detalló Wendy.


Te sugerimos: [VIDEO] “¡Tráeme mi calzón!” Sindica panista de Naucalpan se exhibe en plena sesión de Cabildo


Luego de que inició la agresión en su contra, la chica decidió sacar su teléfono para grabar lo que ocurría, pero una vez que el policía se percató de ello, les indicó que se fueran si no querían que los remitieran al ministerio público. 

No obstante, tras dar una vuelta por el área del parque, volvieron a pasar por el lugar donde inició todo, y en ese momento se dio cuenta de que ya habían llegado tres oficiales más. 

“Ya cuando salimos estaban otros tres, ya eran cinco policías […] nos regresamos, pero nos siguieron".


Una vez que los alcanzaron, Wendy denunció que mientras un oficial los agredía verbalmente, otro de ellos comenzó a golpear a su novio con el tolete que portaba. 

“Yo le decía que no le pegara”, agregó.


Te sugerimos: Con cuchillo de cocina, hombre se roba motoneta en la Cuauhtémoc


En un intento por salir de la situación, los jóvenes trataron de retirarse, pero señalaron que en ese momento todos los agentes les comenzaron a pegar a ambos y pararon hasta que empezó a pasar gente. 

La chica refirió que tras reventarle la macana en su cabeza sufrió una lesión de cinco centímetros de largo y dos de profundidad.

“Uno me empezó a pegar más fuerte en la cabeza y me reventó la macana, después me empecé a marear; volteé y mi novio estaba en el piso, le estaban pegando entre tres policías y a mí me pegaron dos”, explicó.

Tras 15 minutos de ser golpeados, la pareja llamo por teléfono a sus familiares, quienes a su vez solicitaron apoyo de otros policías, mismos que a su llegada al lugar les comentaron que ellos no podían hacer nada. 

No obstante, las víctimas y su familia decidieron volver a pedir ayuda, pero ahora a través del numero de emergencias, por lo que los trasladaron un hospital cercano para que recibieran atención médica. 

Luego de que a la chica le cocieran la herida en su cabeza y al joven le dieran medicamento para el dolor, se dirigieron a la Fiscalía General de Justicia capitalina, para interponer la denuncia correspondiente. Sin embargo, en la dependencia les indicaron que debían volver en 15 días, para que se iniciara la investigación. 

"Uno de los policías empezó a justificar lo que había pasado: empezaron a decir que yo me había caído y que los golpes que tenía eran por la gorra”, agregó Wendy.


Con Información de Milenio

GLE.

Temas: