Las protestas por la muerte de George Floyd, en Minnesota, llegaron a Casa Blanca y obligaron al presidente, Donald Trump, a resguardarse en el bunker de la residencia oficial como medida de prevención.

Este domingo, las manifestaciones en contra de la violencia de la policía se extendieron por varias ciudades de Estados Unidos, incluido Washington D.C., en donde un grupo de manifestantes se enfrentó con el servicio secreto frente a la Casa Blanca.


Te sugerimos: Matan a policía de Oakland en protestas por muerte de George Floyd


Cómo medida de contención, la alcaldesa de Washington D.C., Muriel Bowser, decretó el toque de queda en la ciudad; sin embargo, los manifestantes no cedieron en el cerco a la Casa Blanca y obligaron a que incluso apagara sus luces.

De acuerdo con versiones de medios como el New York Times, agentes del Servicio Secreto trasladaron al presidente al bunker de la Casa Blanca como medida para protegerlo de una eventual irrupción al edificio.

El medio estadounidense CNN aseguró que Trump permaneció durante una hora en el bunker hasta que finalmente regresó al ala de la Cas Blanca en la que habita junto con su familia.

Temas: