Usuarios del Metro denunciaron a un policía que presuntamente tiró la olla de tamales de un vendedor, afuera de la estación San Joaquín de la Línea 7.

A través de redes sociales se ve cómo varias personas reclaman al elemento de seguridad supuestamente responsable de afectar al comerciante de ese alimento.


Te sugerimos: Por abusar de 17 pequeñitos de kínder en CDMX, maestro es sentenciado a casi 500 años de prisión


En el material también se aprecia al hombre afectado con su anafre, su olla y con todos los tamales regados en el piso prácticamente inservibles, sin que el uniformado responda por sus actos.

“...número de placa, güey; levántalo, autoridad”, le reclaman las personas que fueron testigos del supuesto abuso del elemento, quién tranquilamente se mete a las instalaciones del Metro y baja las escaleras de la estación sin responder por sus actos.


Te sugerimos: Diputado de la CDMX regala miles de juguetes a niños en Gustavo A. Madero


Hasta el momento, ni las autoridades del Sistema de Transporte Colectivo ni alguna corporación policíaca se han pronunciado al respecto.

ARM

Temas: