Agentes de la Policía de Estados Unidos arrestaron a una mujer hispana por vender fruta en el metro, lo cual aparentemente se debió a un asunto de racismo por parte de los oficiales.

La afectada, identificada como María, es una inmigrante que trabaja como comerciante en las estaciones del transporte público de Nueva York, donde fue ´cruelmente´ aprehendida.


Te sugerimos:  Soldados pidieron 45 pollos rostizados por Uber Eats y NO PAGAN; repartidores arman protesta


El caso fue retomado por activistas y organizaciones como Street Vendor Project, quienes defienden los derechos de los vendedores ambulantes y pequeñas empresas, mismos que denunciaron un trato excesivo de la violencia y racismo contra la vendedora de kiwis y mangos.. 

"Trato horrible para María, una madre, empresaria inmigrante y su hija que lo filmó. (...) Vergüenza para nuestra ciudad por elegir la crueldad, en lugar de apoyar a las madres trabajadoras", externó la organización en torno al caso.



Te sugerimos: AMLO promete a padres de Debanhi ayudarlos a esclarecer la muerte de su hija


Cabe señalar que la mujer platicó -a un medio estadounidense- que lleva más de diez años trabajando en el comercio ambulante en esa ciudad, además de que tiene licencia como vendedora de alimentos, paga impuestos por su trabajo y aprobó los cursos de seguridad alimentaria del Gobierno, por lo que durante su detención se sintió ´aterrorizada´.

Luego de difundirse el caso, algunos políticos también se posicionaron en contra del arresto que sufrió María, el cual posiblemente fue hasta ilegal, por lo que señalaron que pudo tratarse de acoso racista, además de calificar como una situación "inaceptable".

GLE

Temas: