Andrés Manuel López Obrador se deslindó de la carta compromiso que la Secretaría de Educación Pública (SEP) emitió para que los padres de familia la presenten en los planteles educativos, una vez que comience el regreso a clases presenciales el próximo 30 de agosto.

“Acerca de la carta, pues, también no es obligatoria. Si van los niños a la escuela y no llevan la carta, no le hace”, expresó durante su ‘mañanera’ en Palacio Nacional, al tiempo que lamentó siga existiendo en su administración una cultura burocrática.


Te sugerimos: Juez rechaza frenar el regreso a clases presenciales; sería perjudicial para alumnos, argumenta


“Nosotros aquí tenemos que enfrentar esta concepción burocrática, autoritaria que se heredó del periodo neoliberal [...] ¿ustedes creen que yo tuve que ver con la carta? Pues no, fue una decisión abajo. Si me hubiesen consultado, hubiese dicho no. Somos libres. Prohibido prohibir”, refirió.


Te sugerimos: [ATENCIÓN] Ésta es la CARTA COMPROMISO que exige la SEP para el regreso a clases presenciales


Fue la semana pasada cuando la titular de la SEP, Delfina Gómez, presentó el nuevo decálogo para el regreso a clases presenciales, y en este se pide explícitamente un documento que garantice que los niños van completamente sanos.

Asimismo, durante su conferencia de prensa sostuvo que si hay maestros que no quieran dar clases presenciales, “porque tienen preocupación, pues no hay problema. Entendemos”, comentó.


Te sugerimos: SEP presenta ‘NUEVO DECÁLOGO’ del inminente REGRESO a CLASES PRESENCIALES


Temas: