Una mujer con autismo, y madre de una pequeña de 11 años, denunció un acto de machismo y discriminación que sufrió el pasado 30 de abril dentro de las instalaciones de Six Flags Oklahoma, Estados Unidos, al ser sacada del parque debido a que supuestamente utilizaba shorts muy cortos. 

Por medio de redes sociales, la mujer identificada como Bailey Breedlove compartió un video describiendo lo ocurrido dentro del parque, donde explicó cómo los trabajadores del mismo la corrieron por su forma de vestir. 

La joven detalla que ella y su familia llegaron a Six Flags cerca de las 17 hrs.; todo transcurría normal, hasta que un policía la jaló del brazo y comenzó a criticar la vestimenta de la mamá.


Te sugerimos: Morena contraataca y solicita desafuero de Mancera por derrumbe en la Línea 12 del Metro


Dentro del diálogo Bailey Breedlove mencionó que tiene autismo y le era complicado hablar con los oficiales, por lo que pidió a su pareja que le respondiera a los oficiales. 

Sin embargo, las cosas se complicaron, puesto que los oficiales llamaron a ‘refuerzos’ para retirar a la mujer, todo frente a los ojos de su pequeña hija de 11 años. 

En ese momento, los uniformados le solicitaron a la mujer que, de querer permanecer en el parque, debía comprar unos pantalones, acto al que ella aceptó sin mesura; no obstante a su regreso con los oficiales éstos la acusaron de allanamiento y la sacaron del parque. 

“Me comentaron que había cometido allanamiento ilegal cuando acepté comprar pantalones nuevos para que mi familia pudiera disfrutar de sus vacaciones. Luego me empujaron y me escoltaron hacia la entrada del parque”, declaró.


Te sugerimos: Feministas exigen renombrar calle denominada ‘Andrés Roemer’ en Israel, tras denuncias de violación


Comentó además, que los oficiales sacaron sus esposas para arrestarla y le solicitaron una identificación oficial, la cual no entregó ya que no existía una razón específica para haberlo, aunado a que los uniformados tampoco presentaron sus datos; la mujer los cuestionó al respecto, a lo que ellos contestaron: “porque soy policía”. 

“En este punto comenzamos a grabar, por lo que tenemos un video de las tácticas ilegales. No nos proporcionaron los números de placa y estaba aterrorizada de estar a punto de ir a la cárcel por un par de pantalones cortos. Los oficiales hicieron llorar histéricamente a mi hija de 11 años pensando que su madre sería arrestada”

A pesar de lo ocurrido, Bailey salió del parque sin rechistar más, pero a la fecha asegura que no piensa regresar debido a los malos tratos que recibió, hecho que debería avergonzar al mismo parque. 

“Merezco un reembolso por el trauma causado a mi familia por un par de pantalones cortos en día caluroso. No dejaré que esto pase ya que estamos en 2021 y no en la escuela secundaria. Tengo una prohibición de 5 años ahora, pero no regresaré a ninguno de sus parques si así es como tratan a las mujeres, a los ciudadanos y visitantes respetuosos a la ley”, sentenció.

El video provocó gran indignación entre los internautas, quienes mostraron su apoyo a la familia afectada. 

RCS

Temas: