Las investigaciones de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa en septiembre de 2014, estuvo plagada de siembra de evidencias e irregularidades en los procedimientos, aseguró Omar Gómez Trejo, titular de la Unidad Especial de Investigación y Litigación para el caso, de la Fiscalía General de la República (FGR).

Por ello, afirmó, la llamada ´verdad histórica´ pudo ser sembrada, porque hubo distintas diligencias en distintos momentos, unos legales, otros ilegales; no hubo la presencia de peritos en una diligencia ministerial y no estaba acreditado el Ministerio Público.


Te sugerimos: México obtiene expediente estadounidense sobre el caso Ayotzinapa


El funcionario encabezó un recorrido por la barranca de La Carnicería, en donde se han encontrado nuevos restos óseos de las posibles víctimas, además lo acompañó Alejandro Encinas, subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación (Segob) y titular de la Comisión para la Verdad y Acceso a la Información para el Caso Ayotzinapa


Te sugerimos: Dan formal prisión a "El Mochomo" por desaparición de los 43 de Ayotzinapa


Durante la inspección se mostró por primera ocasión la superficie de dicha zona de ocho mil metros cuadrados en el municipio de Cocula, ubicado aproximadamente a un kilómetro de distancia del punto conocido como "el basurero", junto al río San Juan, en donde, según la investigación de la pasada administración fueron calcinados los 43 normalistas.


Te sugerimos: "No habrá impunidad en caso Ayotzinapa", refrenda AMLO a padres de ´los 43´


En dicha zona, se han encontrado 187 piezas óseas desde noviembre de 2019 a la fecha. De ésas, seis muestras fueron enviadas a los laboratorios de genética de la universidad de Innsbruck, en Austria, lo que permitió identificar los restos de los normalistas Christian Alonso Rodríguez Telumbre y de Joshivany Guerrero Cruz.

ARM

Temas: